Preparación de estanques

Los estanques que hayan sido usados en la producción por más de tres años, es conveniente que sean sometidos a un proceso de preparación después de haber sido drenados y cosechados totalmente. 

Lo primero que se hace es remover el fondo del o los estanques con una rastra o rastrillos, para que de esa forma se le pueda aplicar cal, que servirá para neutralizar el pH del suelo. A continuación son fertilizados con gallinaza y se le aplica agua hasta una altura de 30 metros.

Durante un período de una semana se espera que el plancton se desarrolle, por efecto del sol el agua se pondrá de color verde. Eso indicará que hay bastante alimento para que los alevines que se siembren encuentren alimento natural. En esa situación se completa el llenado.

Luego se le aplicará dos litros de aceite vegetal, en la mañana siguiente que se dispersará poco a poco sobre el estanque. Con eso se logra que todas las larvas de caballito del diablo o libélula mueran. Revisando en la tarde de ese día  se podrán ver todas las larvas muertas alrededor del estanque.

Resulta ser que las libélulas respiran por tráquea, por lo que el aceite las asfixia. Así de esta manera, ya podrán sembrarse los alevines en los estanques con un mínimo de bajas.

Es importante que en el fondo de los estanques no haya objetos sólidos pesados, así como que el fondo de la estructura se mantenga lo más compacto posible, para facilitar que la red de pesca o de muestreo corra fácil en las labores que hubiere de llevar a cabo.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Carlos Hamilton

Consultor en Acuicultura

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame