Equipos básicos calidad agua, uso diario en Acuicultura

En los proyectos acuícolas con fines comerciales es conveniente tener equipos que son importantes en el monitoreo de los principales parámetros. Entre ellos tenemos los siguientes: 1) cinta de pH, (2) oxinómetro, (3) termómetro de bolsillo, (4) disco de Secchi.

La cinta de pH es muy práctica, porque viene enrollada en un pequeño receptáculo de plástico. Puede tener alrededor de medio metro de longitud. Se puede fraccionar dependiendo del número de muestras de agua que se quieran chequear.

Al ponerla en contacto con el líquido, o agua que se desee chequear su color cambiará y se comparará con los colores variados de una escala que lleva la tapa del envase que la contiene.

Dependiendo de si el líquido que se quiere verificar es ácido o alcalino, al comparar dará una lectura que en ese momento, es la indicada. Generalmente, para fines de cultivo o crianza de peces, el pH debe marcar una escala que estará entre 6.5 hasta 9.5.

Ese margen es el favorable para que los organismos acuáticos puedan desarrollarse sin dificultad. Valores fuera de esos márgenes son peligrosos para la vida, en poco tiempo. 

 

En cuanto al oxinómetro, este es un equipo digital portátil que funciona con baterías. Cuenta con un cable que lleva en su extremo un sensor que lleva a la pantalla de cristal la información procesada, la cual se logra después de que el equipo es calibrado con solución buffer.

 

En el caso del termómetro, puede ser llevado sujeto al bolsillo de la camisa en uso u otro tipo de vestimenta. Cuenta con un bulbo de cristal alargado, de unos 13 centímetros de longitud. Lleva impresa una escala graduada en grados centígrados o farenheit. Se puede  usar  para medir la temperatura del agua o de otro líquido.

 

Tenemos el llamado disco de Secchi. Es una estructura redonda de material parecido al plexiglás, estando sujeto por el centro con un cable graduado que puede tener 2-3 metros de longitud. Por la parte superior el equipo está dividido en 4 cuadrantes que miden igual. Dos de ellos están pintados de negro, para contraste y los otros dos de color blanco. Éste se mete al agua, descolgándolo poco a poco hasta que no se ve. En ese punto se chequea el cable y se observa en que medida desapareció. La lectura, si es de 20 indica que el fitoplancton es muy denso y peligroso para los peces. Se corrige la situación disolviéndolo con agua nueva, y así se evitan problemas con los peces.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Carlos Hamilton

Consultor en Acuicultura

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame