Herramientas de Coaching para facilitar el entorno

2.1. Las herramientas del coaching

Las herramientas del Coaching nos permitirán lograr los objetivos que nos hemos planteado, es importante dejar en claro que cada una por sí sola no es suficiente por lo que se debe mezclar con mínimo tres más para obtener resultados óptimos y acordes a la realidad. Las siguientes herramientas se plantean para su estudio y aplicación:

Herramientas del Coaching

01

Toma de decisiones

Herramienta muy importante ya que nos permite elegir entre una o más opciones para optar por la mejor alternativa.

02

Lenguaje no-verbal

Son tipos de lenguajes en que se transmiten emociones, ideas o acciones (señas, dibujos, relaciones, colores, etc…)

03

Estilos cognitivos

Formas de pensar para lograr los objetivos.

04

Técnicas de negociación

Principalmente cómo lograr o que queremos

05

Dirección de personas y equipos

Liderazgo y mando en plenitud.

06

Técnicas de desarrollo personal

Herramientas para mejorar nuestras acciones y ahorrarnos esfuerzo para el logro de lo que perseguimos en nuestra vida privada y en el trabajo.

07

Marketing

Cómo logro promover mis ideas para que ellas ayuden a lograr lo que queremos.

08

Branding

Cómo hacemos que nuestras acciones sean reconocidas como propias y auténticas.

09

Oratoria

La capacidad para comunicar lo que queremos de manera sencilla y convencedora.

10

Argumentación

Reforzar nuestras ideas para convencer y lograr nuestras metas.

 

Un coach ayudará a desarrollar métodos, pasos o procedimientos que permitan mejorar en gran medida las actuaciones de un comportamiento determinado. Su trabajo será la consecuencia de obtener los resultados deseados, por ese motivo, es muy importante saber cuáles son los pasos a dar para alcanzar el éxito.

Debemos tener en cuenta las propias habilidades del individuo reforzándolas y desarrollándolas al máximo con las indicaciones adecuadas. Usted como guía, entrenador, instructor o coach, será la llave que permitirá a la persona abrir diferentes vías de acceso a infinidad de recursos para aumentar la capacidad de actuación y de logro de sus metas a esa persona.

Las consideraciones que cada coach debe tener en cuenta de sus alumnos o personas guiadas son por ejemplo:

  • Cada persona posee sus propias cualidades que con el trato adecuado conseguiremos sacar hacia el exterior mediante el estímulo y la recompensa.
  • Mediante ese estímulo, el rendimiento mejorará notablemente.
  • Cada persona, es el mejor en algo. Si incentivamos esa cualidad determinada, conseguiremos que sea la herramienta principal siendo el mejor de todos.
  • Si una persona conoce mucho más aquello que hace correctamente, podrá mejorarlo con facilidad.
  • Las personas mejorarán y aumentarán su capacidad de trabajo, recibiendo realimentación positiva por ello.

A continuación se analizarán las diferentes etapas que debe aplicar un coach para establecer las estrategias que ayudarán a alcanzar un objetivo adecuado a la persona:

Negación

La negación viene determinada por la primera pregunta que debemos realizar a la persona: “¿Qué es lo que quieres conseguir?”. Normalmente se definirá el problema con una negación de ese estado en el que se encuentra, es decir, contestando algo así: “dejar de mal usar el tiempo en mi trabajo”.

Partimos de la base de que no podemos utilizar como un objetivo aquello que la persona ya no quiere.

Polarización

La polarización es tratar el estado problemático en su sentido opuesto. En el caso que hemos establecido, la persona diría “quiero sentir que aprovecho el tiempo al máximo”. No diremos que no sería positivo visualizar el punto problemático desde este deseo que nos expresó, pero en verdad estamos estableciendo una comparación con él, con lo cual estamos creando su opuesto y en este sentido, sólo nos creará problemas a la hora de avanzar hacia nuestro objetivo.

Debemos tener en cuenta que todo pensamiento o idea contraria  confrontaría nuestros intereses de éxito. Sería como un oponente que no nos dejaría progresar en nuestra lucha.

Hitos

Con esta estrategia, se suelen tomar referencias externas sobre acontecimientos o grandes hazañas conocidas. De nuevo podríamos decir que es ventajosa esta opción, pues desvía la atención del problema en sí, pero este tipo de comparaciones, traería sus propias dificultades ya que se tiende a fijar objetivos que no están al alcance de la persona provocando en ella  comparaciones innecesarias y una sensación de fracaso que no ayudaría a conseguir ninguno de nuestros objetivos.

Definición

En este caso, pasaríamos a que la persona definiera el estado en el que se desea encontrar. Por ejemplo, en nuestro caso expuesto sería de la siguiente forma: “quisiera establecer nuevas cualidades que me permitieran ser más organizado, activo, eficaz, proactivo, cuando desarrolle mi trabajo”. Esta estrategia nos ayudará sin lugar a dudas tener mucho más claro cuál es nuestro objetivo, pero no nos da la seguridad de poder alcanzarlo.

El “más”

Tal y como se indica, se trata de la utilización de la palabra “más” al establecer una estrategia en la que resaltaríamos las cualidades ya existentes en la persona. Por ejemplo: “Quisiera ser más resolutivo y creativo”.

El “como si”

Con esta estrategia establecemos en el tiempo presente el objetivo que queremos conseguir. Veamos un ejemplo: “Si hubiese conseguido mi objetivo, ahora podría desarrollar mi trabajo diario con mayor efectividad”.

 

Estas estrategias son imprescindibles utilizarlas conjuntamente, con ellas nos ayudaremos a establecer los objetivos desde perspectivas diferentes y de esta forma llegar a alcanzarlos.

 

2.2. El Coach como guía y su entorno

La acción de guía en un coacher, se establece cuando partimos de la idea de que debe asegurar que el entorno esté adecuado para realizar la estrategia a seguir, es decir, que todo lo necesario para llevarla a cabo esté disponible. El coach establecerá un camino seguro en el que ni los problemas, obstáculos e interferencias del exterior, permitirán que no se consiga llegar a buen término con lo que se ha planeado.

El coacher será el guía que permita llevar a una persona o grupo de personas desde un punto hasta la meta. Debemos tener en cuenta que el coacher, ya ha recorrido esa ruta antes y sabe paso a paso como escoger la mejor opción. Es recomendable establecer varios métodos para tener diferentes formas de llegar a donde más nos interesa y así, establecer otro tipo de estrategia para cada caso, los cuales a veces son parecidos pero nunca iguales.

El rol del guía, sólo permite que el coach intervenga cuando verdaderamente surgen problemas y es necesaria su opinión, por lo que aconseja sobre como poder resolverlos. Mientras que el alumno vaya por buen camino y cumpliendo paso a paso lo propuesto, no se debe intervenir. De esta manera, se establece un liderazgo que el coach cede a una persona o grupo de personas para conseguir un objetivo, ya que jamás deberá ser el coach el líder de ninguno de los procesos a llevar a cabo. En esta parte del coaching se puede aplicar el concepto del empowerment que se usa en administración y negocios y que es empoderar a quienes tenemos bajo nuestro mando, entregándoles atribuciones y responsabilidades para que desarrollen las actividades con seriedad y sin errores, logrando que se asuman los problemas de manera transversal y horizontal ante lo cual todos estamos en condiciones de enfrentarlos y solucionarlos.

El entorno para el desarrollo del coaching serán todas las variables ambientales que se encuentran fuera de nosotros mismos y que se perciben como ajenas a nuestro control, es todo lo que ocurra a nuestro alrededor y que de una u otra forma nos pudiesen afectar, como por ejemplo, nuestro vecindario, la iluminación, el ruido, las condiciones meteorológicas, entre otras. Todo lo anterior, afectará a cada uno de los miembros de una empresa y deben de tenerse en cuenta para cualquiera de los objetivos que vayamos a perseguir.

 

2.3. La Psicogeografía

La psicogeografía, establece la influencia que geográficamente interrelacionan a diferentes personas en un mismo entorno de una manera no verbal entre ellas o como un solo grupo. Nos servirá para comprender aún más el sistema ambiental con el que cuenta la persona, para ayudarnos así a establecer los métodos y estrategias más adecuadas para conseguir los objetivos.

Los tipos de relaciones en la psicogeografía:

Relación directa

Es la relación o vínculo que se establece entre dos personas que están muy cercanas una frente a la otra, podemos decir que existe una interacción muy directa e intensa, puede ser positiva o negativa.

Relación conjunta

Es la relación que se establece cuando las personas están unas al lado de la otra.

Se debe considerar que el apoyo que entrega el coach puede asustar a la persona o alumno, por lo que siempre debemos delegar las funciones una vez se hayan establecido las metas e intervenir sólo en lo que sea verdaderamente necesario durante el proceso de guía.

Existen otras muchas formas de establecer interacciones dentro de una empresa u organización, muchas de ellas, en su mayor parte podríamos decir, son realizadas en la sala de reuniones, donde se establece una geografía sistémica que influye directamente en la forma de llevar a cabo los pensamientos y proyectos y la forma efectiva o no de cómo se comunica una información, dependiendo del modo en que estén situados los miembros del grupo en esa reunión, como se detalla en la siguiente tabla explicativa:

En círculo

En una sala de reuniones o lugar o dependencia donde todos se encuentran posicionados en una mesa circular, se establece un vínculo entre todos los participantes, ya que no existen líderes, todas las ideas pueden ser escuchadas y compartidas puesto que todos formarán parte de un mismo proyecto, todos se ven con todos de igual manera. Podemos decir incluso que se pueden llegar a establecer relaciones laborales más cercanas debido a la exposición de puntos de vista equitativos. Es muy recomendable esta posición para la interrelación entre pares para debatir y compartir puntos de vistas, promueve además la armonía laboral.

En posición rectangular

En una sala de reuniones donde todos se encuentran posicionados en una mesa rectangular, se crea un estado de jerarquía La atención se dirige hacia la cabecera de la mesa, donde se posicionará la persona de más estatus y seguidamente estarán más cercanos a él, aquellos de un grado más superior a los demás, hasta el que esté más alejado de la posición principal.

En línea

En una sala de reuniones donde todos se encuentran posicionados en línea, cada individuo forma parte de un mismo proyecto o idea. Su atención se centra en un punto concreto que se encuentra delante de ellos. En esta forma de interacción, todos se centran más en los objetivos a lograr, dejando a un lado sus relaciones interpersonales. Esta organización o posición es más personal y no fomenta el trabajo en equipo.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Salvador Aparicio Matamala

Ingeniero Comercial, Licenciado en Ciencias de la Administración de Empresas

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame