Haz Resúmenes

Una vez que has hecho trabajo con el texto y has esquematizado la información, la técnica del resumen puede ser de mucha ayuda, especialmente en determinadas circunstancias:

  • Cuando el contenido a estudiar es demasiado extenso y el tiempo para estudiarlo sea reducido. Muchas veces, los textos base incluyen mucha información adicional que se incluye a modo de ejemplo o aclaración de lo ya expuesto... es lo que habitualmente llamamos "paja". Necesitarás depurar y sintetizar la información.
  • Cuando estés preparándote para un examen con preguntas abiertas, deberás practicar la redacción de contenidos por los que probablemente te pregunten. 

El resumen debe ser un texto coherente que, aunque contenga la misma información del texto base, debe ser independiente a él; es decir, el resumen debe ser entendido por sí solo. Si vas a usar el resumen como estrategia para estudiar, incluso te puedes permitir la licencia de usar palabras y expresiones coloquiales, si es que eso te sirve para expresarte con más facilidad y entenderlo mejor. Pero si lo vas a usar como plantilla para una posible respuesta de examen, o si va a ser evaluado por un profesor, mejor ahórrate esas licencias y usa un lenguaje formal.

Resumen
Está comprobado que redactar un resumen a mano facilita el aprendizaje.

 

Ten en cuenta que, una vez que te pongas a hacer un resumen, antes habrás debido dar los otros pasos: lectura para identificar ideas clave, subrayar y hacer anotaciones marginales, y esquematizar. Esto garantizará que tengas ya identificadas las ideas principales y secundarias, y las relaciones entre ellas. Una vez hecho esto, aquí te muestro algunas estrategias que puedes usar en la elaboración de un resumen:

  • Generaliza los términos. Usa términos que engloben a los conceptos con características en común. Por ejemplo, si en el texto base se habla de "peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos", puedes usar el término "vertebrados", que engloba a todos.
  • Globaliza las acciones. Existen narraciones que se componen de una sucesión de hechos, que puede ser incluida en una misma acción general. Por ejemplo, la sucesión de hechos en la narración "el descontento hizo que una parte del ejército se organizara y llevara a cabo un golpe de Estado, pero debido a la resistencia institucional que encontraron, no consiguieron su objetivo e inició una guerra civil", se puede incluir en la acción "el golpe de Estado militar provocó una guerra civil".
  • Integra conceptos. En el texto base, busca relaciones entre las ideas (causa-efecto, comparación, oposición, etc.) y usa nexos para sintetizar la información. Por ejemplo, las siguientes ideas "Lyell observó los agentes geológicos externos, como el viento o la acción de las corrientes de agua, y se dio cuenta de que éstos podían alterar la forma de la superficie del planeta muy lentamente, de modo que durante mucho tiempo ocurriendo al mismo ritmo que los observaba, podían haber provocado alteraciones notables" pueden integrarse en "Lyell supuso que si los agentes geológicos externos funcionaron durante mucho tiempo, pudieron provocar alteraciones notables en la superficie terrestre".

Un consejo que debes tener en cuenta es evaluar tu propio resumen, esto es volver a leerlo y comparar su información con la del texto base. De esto modo te darás cuenta de si tu resumen realmente contiene la información que debería, o si le falta o le sobra.

Samuel Cañadas Santiago

Biólogo especialista en Educación, Comunicador, Doctor en Neurociencia y Comportamiento

Contenidos que te pueden interesar
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 400px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame