Introducción

. . . . Dijo DIOS: “Haya luz”, y hubo luz.

DIOS vio que la luz era buena, y separó la luz de las tinieblas.

DIOS llamó a la luz Día y a las tinieblas Noche. Atardeció y amaneció: fue el día primero.

. . . . Dijo DIOS: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza. Que tenga autoridad sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los animales del campo, las fieras salvajes y los reptiles que se arrastran por el suelo.”. . .Y atardeció y amaneció: fue el día sexto.

 

Las escrituras anteriores tomadas del libro de Génesis, nos demuestran una vez más que somos hombres y mujeres de éxito, ya que desde el principio de nuestra existencia, DIOS nos dio la dirección del mundo y la autoridad suficiente para controlar a todo ser viviente que se mueve sobre la tierra. No cabe duda que toda la creación es el acontecimiento perfecto del gran poder del Altísimo. DIOS no se equivocó jamás. Aquí inició una historia; un relato que muchos ya conocemos.

Desde la creación hasta nuestros días nadie a podido dar una respuesta exacta, acerca de los fracasos del hombre, DIOS es perfecto, pero los humanos nos equivocamos a diario ¿Qué podemos hacer ante el fracaso?

 

Las siguientes páginas están en función de quince principios orientados a mejorar nuestra actitud hacia el fracaso y visualizarlo como la oportunidad más cercana al éxito, si te sientes derrotado y sin fuerzas para seguir, estoy seguro que te ayudarán a salir adelante, recuerda que “el cambio es mejor si en realidad queremos cambiar”. W.R

 

Hasta ahora, no he conocido a nadie que diga que le ha sido fácil alcanzar el éxito, ni siquiera las historias de importantes hombres que han aportado grandemente a la humanidad, todos pasaron por situaciones difíciles, sin embargo, no se detuvieron ante las adversidades, siguieron adelante, todo por dar su esfuerzo y un poco más. . . .

 

En realidad no espero compartir el mismo pensamiento, respeto profundamente las diferentes ideologías y puntos de vista, pero la experiencia me ha enseñado que solo el hecho de querer alcanzar el peldaño más alto de la escalera del éxito, une a todos los seres humanos en un mismo corazón, en una misma meta.

 

Talvez, existan mejores formas o principios que nos lleven a la cumbre, para mi, son los que éstas a punto de conocer, no te detengas, las oportunidades entran por la puerta de atrás, aprovéchalas, sé un ganador, aférrate a tu vida y recuerda: “No existe un momento, ni un lugar para triunfar, lo que existe es el deseo y la voluntad para hacerlo; la decisión es tuya, no dejes que el fracaso decida por ti”. W.R

 

Yo quiero triunfar ¿Y tú?. . .

 

Walter Alexander Romero.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame