Pronunciación correcta del castellano

A pesar de considerarse la lengua materna de España, el castellano presenta diferencias fonéticas según las diferentes regiones del país. Para ello, independientemente del acento que poseamos, debemos leer y pronunciar un castellano común que sea el que más se aproxime a la escritura del mismo.

Castellano: lengua oficial española

 

Cada región contiene una riqueza léxica diferente al resto, esto no quiere decir que haya que eliminar dichas expresiones o palabras de nuestro discurso, sino que debemos pronunciarlas con la mayor exactitud posible, pronunciando para ello todas las sílabas de la palabra, evitando diminutivos o cualquier derivación dialéctica propia de la región habitada.

Ejemplos:

En Andalucía, es muy común suprimir la última sílaba de las palabras y acentuarlas.

  • En lugar de decir: Estoy muy cansada
  • En ocasiones se emplea: Estoy mu cansá

En Zaragoza, es muy común que se añadan diminutivos a las palabras.

  • En lugar de decir: pequeños
  • En ocasiones se emplea: pequeñicos

 

Del mismo modo, las diferencias étnicas o socioculturales también influyen en la pronunciación del castellano común. Son muchas las expresiones que se utilizan de forma coloquial en el castellano que no deben aplicarse a la norma escrita.

Ejemplos:

  • Quillo/a (Andalucía).
  • Nen (Cataluña).

 

Por lo general, conocemos la norma del correcto uso del lenguaje, es decir, qué es correcto y qué no lo es a la hora de elaborar un discurso en castellano, sin embargo, en la pronunciación y uso de la lengua hablada se recurre con frecuencia a un lenguaje coloquial que puede llegar a ser vulgar en muchos casos.

Para garantizar un uso adecuado del castellano, es necesario esforzarse en pronunciarlo tal y como se escribe. De esa manera y sin renunciar a nuestro acento, podremos hacer un uso del habla castellano de forma correcta y común para todos los públicos.

Ejemplo:

Esta frase debe leerse tal como se escribe, de la siguiente manera:

Mi vecino ha vendido la casa muy barata

  • Se debe pronunciar: Mi vecino ha vendido la casa muy barata.
  • No se debe pronunciar: Mi vesino ha vendío la casa muy baratica.

(vesino: dialecto canario/ vendío: dialecto andaluz/ baratica: dialecto murciano)

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

María Bengoa Puente

Periodista freelance- Redactora- Locutora- Community Manager y Social Media Manager

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame