El examen a libro abierto

Este tipo de examen es el más completo y complejo de todos, y probablemente el que menos veces "sufras" durante tu vida de estudiante, y menos durante la secundaria y el bachillerato. Por estos motivos, lo he dejado para el final. Como su propio nombre indica, podrás tener tu libro y/o tu cuaderno junto a ti, para poder revisar libremente lo que consideres necesario. ¡Ojo! Esto no se trata de esconder "notas de apoyo"; literalmente tus profesores te permitirán mirar tus notas de apoyo durante este examen. Además existe una modalidad dentro de este tipo, que se conoce como el examen para llevar a casa, porque literalmente te llevarás las preguntas y tendrás que entregar las respuestas en una fecha acordada. A veces incluso presentarás este examen en pareja o pequeños grupos.

Examen a Libro Abierto
Aunque te sorprenda, no en todos los exámenes te dirán que guardes tu libro.

 

Como te puedes imaginar, durante estos exámenes no te someterán a una gran vigilancia, salvo para evitar que copies respuestas de otros estudiantes. Si estás pensando que sería una suerte un examen así, no te precipites. Estos exámenes pueden ser tremendamente difíciles... precisamente por eso a los profesores no les preocupa que mires tu libro. Puesto que tienes a tu disposición toda la información de base, este examen será más demandante en los siguientes aspectos:

  • Se exige muchísimo más detalle de contenidos que en cualquier otro tipo de examen.
  • Se exige muchísima más amplitud de contenidos que en cualquier otro tipo de examen.
  • Habitualmente son preguntas de tipo abierto, pero cuya respuesta no consiste en desarrollar todo un tema en términos teóricos. No se evalúa tu conocimiento de los contenidos, sino tu capacidad de análisis de los mismos y de deducción a partir de ellos. Al igual que en las preguntas abiertas, es importante que seas capaz de conectar ideas, pero más aún, conectar esas ideas con asuntos que no están escritos en tu libro.

 

Un ejemplo puede ser un examen de Filosofía, en el que te pidan relacionar el pensamiento de una escuela con alguna situación actual; esa información no está en tu libro, tienes que extraerla tú. Pero no te dejes llevar por el ejemplo, cualquier asignatura puede ser evaluada con este tipo de examen, cualquiera; dependiendo, claro está, de la creatividad de tus profesores. 

Pensar
Un Examen a Libro Abierto te hará pensar más allá de lo que has estudiado.

 

Tu nivel de preparación para este tipo de examen debe ser máximo (aunque realmente esa misma recomendación debe ser aplicable a cualquier tipo de examen, no te conformes con el mínimo). Una vez conseguido esto, el principal consejo que te puedo dar es que lleves tu libro/cuaderno bien organizado, ya que el tiempo es limitado y necesitarás acudir a la información de manera eficiente:

  1. Subraya y haz notas marginales en tu libro, para no tener que buscar datos en un "mar de palabras".
  2. Incluye modelos y esquemas en tu cuaderno, si es que te permiten usar el cuaderno, que te ayuden a reconocer las ideas y sus interacciones de forma rápida.
  3. Usa separadores en tu libro/cuaderno. Éstos te ayudarán a encontrar los temas que necesites buscar sin tener que pasar página a página, ya que te lo indican antes de abrir el libro.

Samuel Cañadas Santiago

Biólogo especialista en Educación, Comunicador, Doctor en Neurociencia y Comportamiento

Contenido Relacionado
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame