Los Géneros Dramáticos

 

Existen diferentes géneros dramáticos tales como la farsa, la sátira, el melodrama, la tragicomedia, la pantomima, el acto profano, los monólogos, los géneros experimentales, géneros menores, entre otros.

Pero históricamente, los mas representativos son la Tragedia, la Comedia y el Drama.

La Tragedia, es el genero teatral por excelencia, caracterizado por que en el, predominan los acontecimientos fatalistas, durante casi todo el desarrollo de la trama.

En la tragedia,  los protagonistas sufren constantemente, producto de las adversidades de la vida o simplemente las maldades producidas por los antagonistas.

Las obras de teatro trágicas culminan la mayoría de las veces en una desgracia (la muerte del protagonista o la protagonista o en muchos caos de ambos como en la obra teatral «Romeo y Julieta») de allí que por esa razón reciben el nombre de «Tragedia».

La Comedia, a diferencia de la tragedia donde predomina el sufrimiento, desgracia y fatalidad de los personajes, constituye el otro extremo, es decir, son historias donde lo gracioso, lo cómico, el chiste, las travesuras y todo aquello que suene a diversión predomina durante el desenvolvimiento de la historia.

Ello no quiere decir que en la comedia no hay conflicto, desde luego que si existe, pues ya hemos aprendido en la lección 3 que ¡Sin conflicto no hay drama interesante! 

Lo que ocurre, en el caso de la comedia, es  que el desarrollo de la trama siempre se orienta  jocosamente, pues su finalidad principal es divertir al público y no hacerle sentir triste. Aunque en el fondo, como toda obra teatral, siempre hay un mensaje, una moraleja,  una premisa que el autor quiere compartir con los espectadores. A diferencia de la tragedia, la comedia siempre tiene un final feliz.

El Drama, viene a ser como una especie de híbrido o combinación de los dos anteriores.  En el Drama encontramos  situaciones  trágicas y jocosas desarrollándose en paralelo.

En las historias inspiradas por este género los personajes se enfrentan a adversidades pero el tratamiento de la obra le da un matiz trágico o gracioso según sea el momento de la historia: inicio, nudo o desenlace.

Un ejemplo de este género, lo podemos encontrar en las llamadas «Telenovelas», que son transmitidas por la televisión, y que se caracterizan por mostrar diferentes enredos en situaciones dramáticas que van desde las intrigas, la maldad, los celos, la envidia, el amor, la amistad y muchos más.

El drama, a diferencia de la tragedia y la comedia, es abierto a tener un desenlace trágico o feliz. Sin embargo, lo más común es este último, es decir, un final donde todos los conflictos se resuelven favorablemente, los malos son castigados y los buenos viven felices para siempre.

Adicionalmente a los géneros dramáticos, también existe otra clasificación  llamada «Tipos de teatro», que según su finalidad, el ambiente donde se desarrolla, la temática que predomina en sus contenidos, su estructura dramática, duración o a que tipo de público va dirigido se clasifican en:  Teatro Escolar, Infantil, Popular, Campesino, Comercial, Litúrgico y Micro Teatro.

Te invito a que investigues mas acerca de ellos, así tendrás un abanico de  posibilidades que te permitan poner en marcha toda tu creatividad e imaginación, eligiendo el tipo de teatro que quieres realizar de la mano del género dramático que se ajuste mejor a tu proyecto teatral.

¡…Adelante, no te detengas en tu búsqueda ! ¡La constancia, disciplina y tenacidad te darán siempre buenos resultados!  ¡Así que en marcha…!

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame