Conceptos Básicos en el Arte Escénico

 

En esta lección vamos a conocer algunos términos importantes que debemos aprender sobre el arte teatral:

Actor o actriz: Persona que encarna o representa los personajes de una obra teatral.

Actuación: Arte de interpretar, escenificar y darle vida a los personajes de una obra de teatro.

Escenario: Espacio físico donde se desarrolla la representación a través de los diferentes actos, cuadros o escenas de una obra. Sirve para ubicar al espectador en el espacio o lugar donde se desarrolla la obra. Ejemplo: Un bosque, la playa, la montaña, el interior de una casa, un castillo y mucho más.

Director: Persona que tiene la responsabilidad de dirigir el trabajo de los actores y la puesta en escena. Coordina los ensayos y da las orientaciones necesarias para el trabajo actoral.

Utilería: Implementos adicionales que complementan la escenografía. Generalmente son utilizados por los actores. Ejemplo: espadas, vasos, platos, cubiertos, pañuelos, sombreros, etc.

Vestuario: Vestimenta que utilizan los personajes de una obra.  Cada vestuario responde a las necesidades del espectáculo así como a las indicaciones del director general o artístico. Ejemplo: Un traje de época, un disfraz de felino, un uniforme de soldado, etc.

Iluminación: Acción a través de la cual se manejan las tonalidades de luz y color en un espectáculo teatral, controlados a través de una consola de iluminación profesional o también artesanal. La iluminación ayuda a ubicar a los espectadores en el tiempo, de tal manera que si se trata de un día radiante, abra mucha iluminación, o si por el contrario es de noche, se creara una sensación de oscuridad o penumbra.

Musicalizar: Se trata de utilizar música grabada o en vivo con la finalidad de crear las diferentes atmósferas o ambientes de la obra en sus distintas escenas si así lo requiere. Con la música podemos sugerir la idea de un ambiente de tristeza, alegría, acción y mucho más.

Público: Nos referimos al grupo de personas que asisten a ver una obra o espectáculo teatral. El público es un ingrediente esencial que no puede faltar, sin público no hay espectáculo.

Conflicto: Es el otro ingrediente principal de toda obra teatral. La mayoría de los autores definen el conflicto como «Las fuerzas en pugna», es decir, los intereses encontrados o enfrentados. El móvil del conflicto se da por el enfrentamiento entre los personajes protagonistas y antagonistas. El conflicto constituye el «Centro de interés de todo drama».

¡Sin conflicto no hay drama interesante! ¡El conflicto es el atractivo principal de una obra! ¡No lo olvides!

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame