AulaFacil.com: CLICK AQUÍ para aprender cientos de cursos gratis
Gestión eficaz del tiempo Curso gratis
 
Lección 15ª

 

 

 

   

LECCIÓN 15: DOMINANDO EL ARTE DE DECIR “NO”.

 

Imagino que en muchas ocasiones le ha ocurrido que debe realizar actividades con las cuales usted no esta de acuerdo, o ¿se hace cargo de tareas que no son de su agrado? Cuando ocurre esto, el MBR propone las siguientes guías para saber distinguir y controlar las distintas demandas sobre su tiempo:

  • Diga “sí” inmediatamente sólo a las peticiones que prometen avanzar sus propios objetivos. Por ejemplo, cuando usted es invitado a dar una charla sobre una temática en particular, y que sea de su agrado, podría aceptar inmediatamente la invitación.Cuando decimos “sí” a tareas que nos gusta realizar o con las que nos sentimos identificados, ello nos induce a encontrar tiempo para llevar a cabo dicha tarea o actividad. Sino, recordemos aquella frase de “querer es poder”.
  • Diga “no” a las peticiones que se oponen a sus objetivos. Esto puede ocurrir cuando a usted le soliciten viaje a un país extranjero en representación de su firma, pero resulta que usted se encuentra más interesado en dedicarle tiempo a su familia, hijos, esposa, etc., en este caso su respuesta inmediata será de un “no”. En este sentido el MBR recalca que “aun en cosas de pequeña importancia, tal como el asistir a reuniones de rutina, cenas de negocios casi sociales, y hasta una salida nocturna en la ciudad para algo que a usted realmente no le importa, un rápido ‘no, gracias’, le ahorrará una enormidad de energía y tiempo malgastados”.

Postergue la contestación a todas las otras peticiones. Resulta que en muchas ocasiones, debemos sopesar el decir un “sí” o un “no” a una solicitud que se nos haya hecho. El MBR propone que usted se haga las siguientes preguntas:

    • ¿Disfruté haciendo eso?
    • Si lo hago, ¿Qué beneficios recibiré, personal o profesionalmente?
    • ¿Qué importancia tiene esto para la gente que es importante para mí?
    • Si lo hago, ¿qué otra cosa tendré que dejar de hacer? ¿Qué importantes son para mí esas cosas que dejaría de hacer?
    • Si no lo hago, ¿Cuáles serán las consecuencias? ¿Son ellas serias amenazas para el logro de mis propias metas?.

Estas interrogantes le ayudarán en el proceso de decidir el dar un “sí” o un “no” a la propuesta que se le haya planteado.

  • Cuando conteste “no”, hágalo sin ofender. Si alguien le pide que realice algo, es porque ha pensado en que usted para que le apoye, quizás este sea el motivo por el cual es tan difícil decir “no”. Una sugerencia del MBR es que usted sugiera otra alternativa, por ejemplo, recomiende a otra persona para que pueda hacerlo en su lugar.

Cuado deba decir “no”, diga “lo lamento, pero no puedo hacerlo”, o “muchas gracias por considerarme, pero en esta ocasión no puedo”. También resulta que la persona que nos hace el pedido se vuelve muy insistente, así que repita el “no” de forma calmada, sin enojarse, ya que lo que usted quiere es declinar la petición, no entrar en polémica y ofender a la otra persona.

Según Manzini, los psicólogos han identificado un procedimiento en cuatro pasos para que decir "no" sea seguro, diplomático y efectivo: dé una razón, sea diplomático, sugiera una recompensa y no posponga la decisión.

También aprende a decir “no” a compañeros y amigos que no tienen nada que hacer y que por lo mismo, buscan ocupar su tiempo quitándote el tuyo. Dan Kennedy (un mercadólogo muy famoso en Estados Unidos) se refiere a este tipo de gente como “Vampiros de Tiempo. Tengan mucho cuidado con ellos.

 

 
     
 

 

AulaFacil.com: CLICK AQUÍ para aprender cientos de cursos gratis