AulaFacil.com: CLICK AQUÍ para aprender cientos de cursos gratis
Curso gratis de tecnicas de expresion escritas, www.aulafacil.com
 
Lección 36 ª

 

 

 

 

 

   

POR QUÉ USAR CITAS

 

El uso de citas textuales es necesario cuando nos estamos enfrentando a un trabajo de cierta complejidad ya que la presencia de las citas evidencia que ha habido una investigación y lectura previa y una base sólida de las aportaciones que hacemos en nuestro trabajo.

Asimismo, y como ya indicábamos en lecciones anteriores, la presencia del trabajo de otras personas en el nuestro, reconoce las aportaciones anteriores; lo que le da sentido al texto como un intercambio de saberes que no le da la espalda a lo ya aportado y que construye reconociendo “lo ya sabido”.

Sin embargo, las citas deben tener total relación con nuestro texto y la elección de unas u otras deben encajar a la perfección haciendo que el trabajo, en su totalidad, tenga todo el sentido. Para ello, el trabajo previo de la elaboración de un esquema nos ayudará a este propósito ya que allí ya debemos tener claro qué citas me van a servir para introducir mi aportación. Lo que intentamos decir aquí es que las citas no son el relleno de nuestro texto ni lo que hará que suba nuestro número de páginas, sino algo que le da sentido y rigor a nuestro trabajo y que, por tanto, debe ser traído al texto que escribo de forma correcta.

Una buena forma de “escoger” las citas que irán en nuestro trabajo es tenerlas presentes en la fase de lectura y de investigación. En los trabajos que estamos tratando aquí, se necesita de esta fase y de una buena ración de lecturas que tienen que ver con nuestro proyecto y que servirán para sostener nuestros argumentos. Si, a medida que vamos leyendo las diferentes obras, tengo presente que muchas de esas frases y párrafos que leo pueden aportar mucho a lo que intento “descifrar” con mi trabajo, las frases se irán escogiendo en la misma fase de la lectura, de modo que luego únicamente tendré que rescatarlas cuando sea necesario en mi redacción.

Con todo esto que explicamos debemos dejar claro que las citas son las que deberán enriquecer nuestro trabajo y no al contrario: nuestro trabajo enriquecer a las citas. Si estamos escribiendo en torno a estas, es que estamos planteando mal el trabajo ya que nos estamos adaptando a los criterios de las autoras y/o autores escogidos en vez de exponer nuestros propios argumentos.

CLAVES  DE LA LECCIÓN: Las citas deben se escogidas minuciosamente como elementos que enriquecerán nuestras reflexiones. No debemos adaptarnos a ellas, sino tomarlas en un contexto donde reflexionaremos sobre las mismas y las pondremos en cuestión. No son un relleno de nuestro trabajo.

 

 
 

 

AulaFacil.com: CLICK AQUÍ para aprender cientos de cursos gratis