Acciones suspendidas o excluidas de cotización

Los inversores ya sabemos que cuando compramos una acción en Bolsa somos los dueños. Pero en realidad, esa acción que hemos comprado, está representada mediante una anotación en cuanta lo que supone algún que otro quebradero de cabeza cuando el organismo supervisor, llámese Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), decide, por algún motivo, suspender o excluir esa acción de cotización en el Mercado de Valores.

Surge, entre otros, el problema que tenemos unas acciones que han perdido prácticamente todo su valor porque no se pueden negociar y encima nuestro intermediario nos cobra una comisión por su custodia y mantenimiento.

Veamos, entonces, qué es la suspensión y la exclusión de cotización de una acción.

Suspensión

La suspensión de cotización se lleva a cabo a través del supervisor dejando a las acciones sin cotizar y a los inversores sin poder comprar y vender. Se hace para proteger a los ahorradores de movimientos que puedan perjudicar sus intereses. La suspensión puede durar desde unos minutos hasta años debido a algún desajuste contable de la empresa.

Una empresa suspendida de cotización sigue formando parte del Mercado de Valores con sus obligaciones y deberes ante las autoridades bursátiles y sus accionistas.

Una vez que vuelven a cotizar unas acciones previamente suspendidas, lo normal es que registren fueres oscilaciones provocando grandes movimientos especulativos.

Exclusión

La exclusión de cotización de una acción, al contrario que la suspensión, dejará de cotizar en el Mercado de Valores de una forma permanente. En unos casos será porque lo solicite la propia empresa, como puede ser el caso mediante una OPA de exclusión y, en otros, cuando el propio supervisor decide excluirla porque incumple una serie de condiciones que la hacen incompatible con la cotización en Bolsa.

Los procesos de exclusión no suelen ser rápidos con lo que el inversor se encuentra con que no puede negociar esas acciones en el Mercado.

…oooOOOooo…

Si como inversor doméstico te ha surgido y tienes en tu poder acciones suspendidas o excluidas de cotización, como decía antes, te estarán cobrando comisiones por su custodia y mantenimiento.

Es cierto que no todos los bróker cobran cuando un valor pasa por este trance. Pero si eres uno de los que está pagando este tipo de comisiones, no estaría de más que solicitases la eliminación del registro de anotaciones en el que estén inscritas a tu nombre. El bróker tiene que ser muy mala persona para no acceder a ese tipo de peticiones.

Otra solución pasaría por cambiar las acciones a otro bróker que no cobre comisiones o que acceda, sin condiciones, a la eliminación del registro. Antes de ejecutar alguna maniobra de las que he propuesto, consúltalo antes. No siempre, según el intermediario, se permite.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame