Presentación

Bienvenidxs a todxs a este blog y a la primera entrada del mismo.

Me llamo Laura, vivo y trabajo en Granada, la ciudad donde nací. A finales del año 2012 me sumé a la Cooperativa Agroecológica Hortigas. Esta cooperativa es un colectivo agroecológico presente en Granada y Dúrcal (localidad cercana a Granada). Desde su creación en 2004 trabajamos por la autogestión de nuestra alimentación y desarrollamos un modelo alternativo de producción, distribución y consumo de verduras locales y de temporada. Tenemos tierra cultivable en régimen de cesión, nos organizamos de manera horizontal y asamblearia y todas las personas que integramos el colectivo asumimos, entre otras responsabilidades, la de trabajar la tierra haciendo turnos de laboro.

Si queréis conocer más sobre este colectivo podéis seguirnos en nuestro facebook. Próximamente publicaré más información sobre este colectivo y sobre las diferentes posibilidades y proyectos de estas características en los que se puede participar.

Antes de formar parte de Hortigas la verdad es que no le prestaba demasiada atención a los alimentos que comía. No me interesaba ni me preocupaba por saber dónde, cómo, cuándo o quién los había producido, la calidad de los alimentos o las consecuencias que su producción podían tener sobre el medio ambiente, sobre nuestra salud y sobre la vida de otras personas. No sabia cómo se cultivaba una lechuga, una coliflor, un puerro, un ajo, un brócoli... y, por supuesto, tampoco sabía cuándo era la temporada en la que cosechaba cada verdura.

Todo empezó cuando una amiga, que ya formaba parte de Hortigas, me comentó como funcionaba el proyecto. Fueron varias las cosas que me llamaron la atención: la organización horizontal, la toma de decisiones asamblearia y el hecho de poder trabajar la tierra y aprender a cultivar, algo que desconocía por completo y que pensé que podía ser interesante y divertido. Poco a poco he ido (y aún sigo) conociendo y descubriendo aspectos muy básicos de las técnicas de cultivo, sensibilizándome sobre la importancia del consumo de verduras de temporada, ecológicas y locales y conociendo más sobre el sistema de producción agroalimentario, entre otras cosas.

Cosecha de papas en Hortigas

Por lo tanto, participar en esta cooperativa me ha servido para aprender muchos aspectos nuevos de la agricultura, pero también para adoptar una forma de consumo de alimentos más responsable, más sostenible con el medio ambiente y, sobre todo, más consciente. Por ejemplo, ahora ya conozco perfectamente cuáles son las verduras de cada temporada (al menos en la zona donde vivo) y mi alimentación se basa en el consumo de las verduras que cada época del año nos da el huerto.

Verduras de verano, Hortigas

Asimismo, participar en Hortigas no solo ha tenido repercusión en mi alimentación, sino también en la de mi familia (pareja, padre, madre y hermano). El hecho de transmitir y compartir mis aprendizajes con ellxs también ha supuesto un cambio en su estilo de vida y en sus intereses, de tal forma que desde hace un año alquilamos un huerto familiar de producción ecológica que nosotrxs mismxs cultivamos y que sirve para nuestro autoconsumo.

Mi huerto familiar

¿Y cómo surge la idea de empezar este blog? Pues la verdad es que me encontraba viendo un programa de cocina en el que participan niñxs que compiten por demostrar quién es mejor en la cocina. En este programa lxs niñxs aprenden muchas técnicas culinarias pero poco de cómo preparar un menú sano, equilibrado, natural y de temporada. En cada una de las pruebas disponen de infinidad de productos, se supone que de primera calidad, y, por supuesto, de todas las verduras posibles, independientemente del lugar o de la época del año en la que se realice el programa. Entonces caí en la cuenta de que estxs niñxs estaban perdiendo una gran oportunidad de ser verdaderxs chefs en la cocina ya que, para preparar sus platos, no estaban teniendo en cuenta lo que da el huerto en cada momento del año y que no es lo mismo comerse un tomate en agosto, en pleno momento de maduración natural, que en invierno, cuando el frío no permite a la planta vivir y, por lo tanto, es necesario usar invernaderos, con todo lo que eso supone. Y, en mi opinión, tener en cuenta este tipo de detalles a la hora de preparar la comida es tan importante, o más, que cualquier otra técnica culinaria.

Así que pensé que podría ser de utilidad para muchas personas realizar este blog en el que se tratarán diversos temas: recetas de cocina sencillas con productos del huerto ecológico, conservación de los alimentos (mermeladas, conservas, encurtidos...), propiedades y beneficios de las frutas y verduras, información sobre lo que el huerto da en cada temporada, agroecología, soberanía alimentaria, consumo local, alternativas para tener acceso a productos de temporada y ecológicos... y todos aquellos temas que puedan tener cierta relación.

Espero que lo disfrutéis y que cada vez seamos más las personas que nos sumemos a la alimentación ecológica, de temporada y local.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Laura Cristina Del Pino García

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas y Derecho y Máster en Cooperación Internacional para el Desarrollo

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame