La Sofronización de base

Antes de hablar sobre las aplicaciones que hoy en día tiene la sofrología y de la corriente oriental en la que se inspiró el doctor Caycedo para la creación del método, vamos a empezar a hacer alguna técnica para ir combinando lo vivencial, que es lo que realmente me hace sentir en todo mi ser lo que voy aprendiendo e integrando.

Cuando trabajamos en sofrología, siempre empezamos con el cuerpo, por eso es fundamental ir, poco a poco, tomando más consciencia de este, de ir conociéndolo más cada vez.

Así que vamos a dividir en cuerpo en cinco partes, lo que llamamos los 5 sistemas isocay.

DIVISIÓN ISOCAY DEL CUERPO

  • Sistema 1- La cabeza y la cara
  • Sistema 2- El cuello y la nuca
  • Sistema 3-El tórax, los hombros, los brazos, las manos y la espalda.
  • Sistema 4- El Abdomen
  • Sistema 5- La parte inferior del cuerpo (bajo vientre, glúteos, piernas, pantorrillas y pies.

La sofronización de base consiste en ir relajando profundamente cada uno de los sistemas corporales hasta llegar al nivel sofroliminal, que es el lugar de aplicación de las técnicas sofrológicas.

Antes de practicar la sofronización de base conviene que hablemos sobre la respiración.

Creo que todos deberíamos aprender a respirar correctamente, o mejor dicho, re-aprender a respirar correctamente, pues desafortunadamente, vamos respirando mal al mismo tiempo que vamos creciendo. El estrés, la ansiedad, los sentimientos depresivos, todo esto ayuda a que nuestra respiración no sea libre y la historia completa se convierte en un círculo vicioso.

La manera más óptima de respirar sería aquella que se realiza en tres tiempos (realmente se hace solo en un tiempo, pero mientras aprendemos a respirar, diremos que la haremos en tres tiempos).

El tiempo 1 correspondería a la respiración abdominal (que es la más olvidada), el tiempo 2 seria la que efectuaríamos a nivel pulmonar o también llamada torácica y la tercera seria aquella que llegaría hasta los hombros, permitiendo a estos subir ligeramente al inhalar y bajar automáticamente al expulsar el aire.

Al realizar las técnicas, siempre respiraremos suave y profundamente, sin prisas,…. El cuerpo pide inhalar después de haberse vaciado de aire.

  • INSPIRACIÓN……….llenamos abdomen, tórax y hombros,
  • EXPULSIÓN……… soltamos el aire bajando los hombros, tórax y vaciando todo el abdomen…….repetimos unas cuantas veces.

¿No se siente mejor?

Cuanto más practique, antes amaestrará su respiración y antes le sacará más beneficios de respirar correctamente. Mas adelante hablaremos sobre los beneficios de una respiración correcta combinada con las técnicas sofrológicas.

LA TÉCNICA

Buscamos una estancia cómoda, nos sentamos confortablemente en una silla con la espalda recta apoyada al respaldo de la silla, las manos sobre las piernas, la respiración suave y tranquila a nivel abdominal, (posición de segundo grado).

Cerramos los ojos, aflojamos las prendas de vestir que dificulten la circulación correcta, vamos olvidando cualquier tipo de agenda que tengamos, y prestaremos toda nuestra atención aquí y ahora

Tomamos consciencia de la forma de la cabeza y la cara sin tensiones, relajándose. Aflojamos la frente e intentamos desdibujar la posibles arrugas de nuestra frente, dejándola lisa, relajada, aflojamos el entrecejo, relax, relajación. Una sensación muy agradable se empieza a percibir desde mi primer sistema, mi cabeza y mi cara. Aflojamos las mejillas, entreabrimos un poco la boca y aflojamos las mandíbulas, la lengua, relax, agradable sensación de bienestar sin tensiones.

Consciencia de la forma del segundo sistema, la nuca y el cuello sin tensiones, y con cada respiración suave y tranquila relajo un poco más esta parte, aflojamos las cervicales, permitiendo de esta manera la libre circulación de la sangre hacia nuestro cerebro donde millones de neuronas se benefician de estos momentos de tranquilidad, de quietud, relax, relajación sensación de descanso en todo el segundo sistema, la nuca y el cuello…….. lentamente vamos entrando en ese nivel entre la vigilia y el sueño, el cuerpo como si estuviese durmiendo, la mente despierta ……agradable sentimiento de bienestar, sensación de calma de ausencia de tensiones.

Bajamos hacia el tercer sistema, hombros, brazos, antebrazos, manos, pecho y espalda sin tensiones, relajándose, y con cada respiración suave, tranquila y libre, me relajo un poco más…….

Aflojamos los hombros, los abrazos, los antebrazos, la manos, los dedos, y con cada respiración suave y tranquila nos relajamos un poco más, consciencia de ausencia de tensiones en toda esta zona, relajamos el tórax, sintiendo la libre circulación del aire entrar y salir sin obstáculos, reparación placentera y reparadora, sensación muy, muy agradable, cada vez me siento más y más relajado, más profundamente relajado, consciencia de la espalda relajándose desde las cervicales hasta las lumbares, con cada respiración vamos relajando un poco más todos los músculos de la espalda. Relax. Relajación agradable sensación de paz y de tranquilidad en el primer, segundo y tercer sistema, podemos relajar un poco más la cabeza, los hombros y las manos…..

Consciencia de la forma del cuarto sistema, el abdomen sin tensiones, relajándose, al inspirar el aire, nuestro abdomen se infla como si fuese un globo y al expulsar el aire, se desinfla, sensación muy agradable al vaciar el aire, sensación de equilibrio vital, relax, relajación , paz, armonía, alegría….. relax relax relax…..

Tomamos consciencia de la forma del quinto sistema, el bajo vientre, los glúteos la piernas y los pies relajándose, sin tensiones, soltamos un poco más el bajo veinte, las piernas, aflojamos las pantorrilla los pies y los dedos de los pies, sintiendo una sensación muy agradable de paz y de tranquilidad a la vez que vamos respirando el aire . Sensaciones muy agradables recorren las piernas, sensaciones de bienestar, de tranquilidad, de ausencia de tensiones

Tomamos consciencia de la forma de todo el cuerpo relajado en la postura, nos atrevemos aflojar un poco más la cabeza, hombros, manos y pies. Sensación de total descanso muy agradable

Cuerpo relajado, mente libre de preocupaciones, atención en el sentimiento de bienestar. Todo está bien aquí y ahora. Calma, relajación, relax, sensaciones que vamos a dejar en nosotros durante unos momentos más…………..

Y con esta sensación tan agradable de paz y de tranquilidad vamos a ir preparándonos para terminar la sesión, pero antes de terminar activaremos tres cualidades positivas de nuestra personalidad, activamos el aumento de la confianza en nosotros mismos, la armonía entre el cuerpo y la mente y por último la ilusión, ilusión por un futuro positivo lleno de valores.

Ahora, cuando queramos podemos moviendo los pies lentamente, las manos, respirando varias veces con energía, movilizando con más ímpetu las piernas, los brazos, arribas los brazos y estirando todo el cuerpo, permitiéndonos disfrutar de los movimientos que al cuerpo le apetezca hacer, poco a poco vamos aumentando la intensidad, podemos darnos un ligero masaje en la nuca, y cuando estemos preparados ya podremos abrir lo ojos.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame