Definición de la Sofrología

Es para mí un gran honor el haber sido alumno directo del Doctor Alfonso Caycedo, sin el cual la sofrología posiblemente no hubiese sido creada o lo habría sido de otra forma y con otro nombre.

Fue precisamente este médico psiquiatra, quién hizo posible que la sofrología viese la luz en 1960, cuando estaba trabajando en el Hospital Clínico de Madrid (lo que hoy es el museo Reina Sofía).

El término sofrología viene de las raíces griegas: SOS (equilibrio), PHREN (psique) y LOGOS (estudio). El estudio de la consciencia en equilibrio.

La sofrología es una disciplina científica la cual está basada en la fenomenología y que estudia la consciencia y la conquista de los valores existenciales del ser, siempre con fines terapéuticos y preventivos.

Ya que la sofrología es el estudio de la consciencia humana, y para poder hacer esto fácilmente, el doctor Caycedo hizo una división de la consciencia en dos partes:

La primera constaría de cuatro niveles, y la segunda estaría formada por tres estados. En sofrología, se llama la teoría del Abanico por la forma que esta adquiere al ser dibujada.

Los niveles de consciencia incluirían:

  • La vigilia, el nivel sofroliminal, el sueño, el coma
  • Los estados de consciencia serían:
  • Los estados patológicos, los estados de consciencia ordinaria
  • Los estados de consciencia sofrónica.

 

Cuando hablamos de sofrología, el nivel más importante sería el SOFROLIMINAL, nivel por el cual pasamos por lo menos dos veces al día, una cuando nos despertamos y otra cuando nos dormimos. Es un nivel entre la vigilia y el sueño, se caracteriza porque el cuerpo parece estar dormido, debido a la sofronización, y la mente se mantiene despierta para ser entrenada correctamente. Todo el entrenamiento sofrológico se trabaja desde este nivel.

Y el estado de consciencia que nos interesa en sofrología es el estado sofrónico, que sería el opuesto al estado patológico o de enfermedad. El estado sofrónico seria donde lo positivo y armónico conviviese, y donde el cuerpo y la mente gozan de serenidad, y por supuesto todo lo que esto conlleva disfrutar de ese estado.

Esta es la finalidad del entrenamiento sofrológico, la conquista progresiva de este estado, donde la salud es lo natural. Por eso se insiste tanto en el entrenamiento continuo. La práctica del método sofrológico se convierte en algo tan cotidiano como lavarse los dientes o ducharse. El bienestar que produce la práctica del método es tanto que aunque algunos días tendamos a ser perezosos, siempre tenemos un punto de referencia para empezar otra vez.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame