Los mejores cursos GRATIS © AulaFacil.com
  • [Entrada Profesores]
  • Certificaciones
  • [Mi AulaFácil]
lunes, 20 agosto 2018 español
Síguenos
Publica tu curso
¿Cómo Funciona AulaFácil?

Introducción (I). Concepto,frecuencia y distribución de la demencia senil

La demencia senil es una pérdida de la función intelectual cerebral que afecta a la memoria, el lenguaje, el pensamiento, el juicio y el comportamiento.

Se produce como consecuencia de ciertas enfermedades que originan un envejecimiento progresivo de las células del cerebro.  

El trastorno que origina la demencia puede estar localizado en el propio cerebro: son las  llamadas demencias primarias o degenerativas (son de causa desconocida) o puede estar en el cerebro y/o fuera de él (demencias secundarias; en este caso sí puede diagnosticarse la enfermedad que está provocando la demencia).

Este deterioro conlleva una pérdida de la autonomía del enfermo que se va haciendo cada vez más dependiente de los demás.

Observamos un empeoramiento progresivo de las actividades sociales, laborales, y de ocio del paciente.

Además, también afecta de forma importante a sus cuidadores (sobre todo en fases avanzadas de la enfermedad).

Si los problemas cognitivos (intelectuales) se inician después de los 65 años se habla de demencia de inicio tardío (también llamada demencia senil).

Si se inician antes de los 65 estamos ante una demencia precoz o presenil. Esta forma de la enfermedad es mucho menos frecuente.

La demencia primaria o degenerativa no tiene cura. Esto es así porque los trastornos que origina en el cerebro no pueden detenerse ni revertirse. Por tanto, la mayoría de los casos de demencia senil son irreversibles (o sea, ya no van a mejorar y, de hecho, casi todos ellos irán empeorando progresivamente).

Lo único que va a variar en cada paciente con demencia es que cada uno tendrá una velocidad de deterioro y empeoramiento diferente. En algunos enfermos el trastorno evolucionará muy rápidamente, mientras que en otros veremos  que pasan muchos años sin que apenas experimenten cambios. Por tanto, hay pacientes que en poquísimo tiempo tienen una demencia senil grave y otros que pueden vivir mucho tiempo con empeoramientos muy leves de los síntomas. Por supuesto, desconocemos como evolucionará la enfermedad en cada persona (tan solo podemos hacernos una leve idea).

Con algunos medicamentos podemos lograr que la enfermedad vaya un poco más despacio pero, por lo general, los cuidados y tratamientos sirven sobre todo para mejorar la calidad de vida del enfermo y de sus cuidadores y evitar algunas complicaciones de la enfermedad.

Una minoría de casos de demencia senil son trastornos curables o en los que al menos se puede conseguir que la enfermedad no siga progresando. Esto solo ocurre en las llamadas demencias secundarias, en las que sí existe una causa que se puede corregir (aunque esto no siempre se consigue). 

Los pacientes viven como media 5-10 años tras el diagnóstico de demencia senil.

 

FRECUENCIA Y DISTRIBUCIÓN DE LA ENFERMEDAD.

La demencia senil se relaciona habitualmente con la edad que, lógicamente, es el principal factor de riesgo de aparición de la enfermedad.

El problema del envejecimiento progresivo de la población es muy manifiesto en países como el nuestro. España tiene una tasa de envejecimiento muy elevada debido al importante incremento de la esperanza de vida que ha provocado el gran avance social, económico y sanitario experimentado en los últimos 50-60 años. Así por ejemplo, la cantidad de personas de más de 65 años que vive en nuestro país se ha duplicado en las tres últimas décadas.

Este trastorno ya empieza a ser frecuente en personas de más de 65 años. A partir de esa edad la enfermedad afecta ya a 5-10 personas de cada 100.

A medida que va aumentando la edad la frecuencia de aparición de la demencia senil va incrementándose muchísimo. De hecho, se cree que más de la mitad de las personas que están por encima de los 85 años presenta alguno de los síntomas de demencia senil, aunque no tengan todos los datos típicos de una demencia. Demencia senil (con todos los síntomas de la misma) la padecerán uno de cada cuatro personas de más de 85 años. Esto supone que, aproximadamente el 22 por ciento de los hombres y el 30 por ciento de las mujeres de más de esa edad tendrán la enfermedad.

Se cree que en las personas de mayor edad la progresión de la enfermedad es aún más evidente, de tal forma que los casos nuevos siguen apareciendo incluso en ancianos de más de 100 años.

Por tanto, cada vez vemos más personas con esta enfermedad.

Actualmente en España existen unas 600.000 personas diagnosticadas de demencia senil, pero se cree que la cantidad de enfermos que realmente la padecen y que no están diagnosticados es mucho mayor.

De hecho, siguen existiendo pocos casos de demencia senil diagnosticados en España. Esto es así porque, a pesar de que las quejas sobre pérdida de memoria son la principal causa de consulta al especialista (neurólogo) en personas de más de 65 años, la demencia senil sigue siendo una enfermedad poco diagnosticada,  sobre todo en fases iniciales de la misma.

Quizás se deba a una falta de concienciación de los familiares y de los profesionales sanitarios que les atienden (“los despistes del abuelo son típicos de su edad";" es que es muy mayor”). Además, nuestra actual estructura sanitaria y social de atención a estos pacientes es aún muy pobre y se suple en buena parte por la desinteresada actividad de asociaciones no profesionales.

La demencia senil es más frecuente en el sexo femenino. Esto se empieza a manifestar a partir de los 55 años y parece en relación con la mayor esperanza de vida de la mujer; lógicamente, al vivir más tiempo es más probable que padezca la enfermedad.

Hoy en día la demencia ya es la principal causa de discapacidad y dependencia en el anciano. Además, este trastorno genera una enorme cantidad de gastos sanitarios y una altísima mortalidad. Nos encontramos con que también tiene una enorme repercusión sobre su entorno social y causa un gran daño moral, físico y, con mucha frecuencia económico, sobre el núcleo familiar.

Por desgracia, todo apunta a que se producirá una auténtica epidemia de demencia senil en los próximos años a nivel mundial.

Conoce al Autor/a:
Gracias por compartir y gracias por enlazar la página
Compartir en Facebook
Acepto vuestra política de privacidad
Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín diario!:

Búsqueda personalizada
Existen nuevos mensajes en las siguientes salas de chat:

      Recibe gratis alertas en tu navegador, sin configuraciones ni registros. Más info...
      [No me interesa] | [Me Interesa]



      ¿Dudas? ¿Preguntas? Plantéalas en el foro
      Suscríbete Gratis al Boletín

      Escribir la dirección de Email:

      Acepto vuestra política de privacidad
      Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

      Delivered by FeedBurner

      Destacamos
      Cargando datos...
      Buenos Artículos Diarios

      Sigue a AulaFácil en:

      Ránking Mundial Certificados
      Banner AulaFácil

      Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2009
      B 82812322 Apartado de Correos 176. Las Rozas 28230. Madrid (ESPAÑA)