Cuidados del enfermo en fase terminal (V). Necesidades emocionales y sociales

H) NECESIDADES EMOCIONALES, SOCIALES Y ESPIRITUALES.

Una vez más hemos de decir que puede ser muy difícil identificar las necesidades de una persona en fase de demencia senil avanzada y al fina de la vida, ya que existe un gran problema de comunicación.

Hay que tener en cuenta que, frecuentemente, el paciente es consciente de su problema y sufre por ello. En estos casos el apoyo profesional y de sus familiares pueden ayudarle mucho.

Debemos observar las reacciones del enfermo; si conocemos como era antes de padecer la enfermedad, podremos darnos cuenta de los cambios sufridos por el paciente; con esta información el trabajo de los facultativos, enfermeros e incluso trabajadores sociales se puede facilitar mucho.

Los profesionales sanitarios también han de conocer los aspectos que se relacionan con el momento vital del paciente (enfermedades, cuidadores, familiares y amigos, apoyos y ayudas, los problemas económicos, familiares...).

Además, han de estar informados sobre el impacto posible del trastorno en el paciente desde el punto de vista de sus emociones y de su salud física, cómo afrontaba los problemas previamente, su ánimo vital previo (alegre, triste, apático, expansivo y social...), preferencias espirituales y religiosas...

A la hora de valorar a cualquier paciente con demencia avanzada es necesario tener en cuenta, además, cuales eran sus ideas espirituales previas. Está ampliamente demostrado que la espiritualidad suele contribuir al mayor bienestar general y calidad de vida del enfermo que ya se encuentra en las fases evolucionadas de la demencia.

Por su parte, los cuidadores familiares necesitan disponer de ayuda domiciliaria, grupos de apoyo, grupos de formación e información, ayudas económicas, servicios de respiro y ayudas para el cansancio, la ansiedad y el aislamiento. 

La atención en los últimos días de vida del enfermo ha de ser cuidadosa, afectiva y muy próxima. Es imprescindible intentar entender el sufrimiento del paciente y ofrecerle siempre los mejores cuidados y apoyos. El paciente está viviendo el momento más difícil de su vida y, si no se siente cómodo o nota que está siendo desatendido, creará sentimientos negativos que ya no podrá borrar en los pocos días de vida que le quedan.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

julio yañez gonzalez-irun

Medicina de familia.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame