¿Qué es el Síndrome de Fatiga Crónica?

¿Qué es el Síndrome de Fatiga Crónica?

El Síndrome de Fatiga Crónica es una patología benigna y crónica que al igual que la Fibromialgia es de origen desconocido.

Se acompaña de trastornos de memoria, cefaleas, sueño no reparador, ganglios y un cansancio continuo que no se recupera con el descanso siendo mucho más invalidante de lo que se suele considerar.

El diagnóstico corre a cargo de un internista, que haciendo un diagnóstico diferencial, es decir, descartando por medio de pruebas otras patologías, será el encargado de considerar si hay una Fatiga Crónica. Es probable que se realicen pruebas de esfuerzo entre otras.

En la mayoría de las ocasiones no se comprende bien a quien padece este trastorno, es algo que no se ve, es una patología invisible que solamente pueden explicar aquellas personas que lo padecen. Un verdadero tormento que les impide hacer una vida normal por falta de fuerza y energía. No, no son vagos, lo que les ocurre es que al igual que un móvil cuando se queda sin batería estas personas se han agotado y ojalá tuviesen un cargador para poder conectarse a la red un rato y funcionar de nuevo como cualquier aparato de nueva tecnología. 

¿Por qué si llevas una escayola todo el mundo te pregunta si te duele y si puede ayudarte a algo mientras que si dices que tienes un cansancio crónico nadie se digna a preguntar nada? ¿ Por qué se juzga sin saber y sin haberlo padecido y cuando se dan la media vuelta les llaman vagos? Ese es el tormento tanto de los que sufren Fibromialgia como Fatiga Crónica. 

 

¿Qué diferencia hay entre tener Fatiga Crónica o estar muy cansado?

Todos en alguna ocasión nos hemos sentido MUY cansados, pero cuando estamos un rato descansando en el sofá, dormimos unas horas o simplemente una buena siesta después de comer ya nos sentimos mucho mejor, nuestra energía se ha renovado y ya estamos listos para continuar el día. Lo que le pasa a una persona que tiene fatiga crónica es que su cansancio NO SE RECUPERA con el descanso. Ya pueden dormir dos días seguidos que se van a levantar igual de fatigados.

Otro punto importante a distinguir es que un esfuerzo pequeño que para una población no diagnosticada no es nada, para ellos es un verdadero mundo. Por ejemplo, subir un pequeño tramo de escaleras o recoger algo que se ha caído al suelo. Si a los demás nos cuesta un minuto recuperarnos de la subida de cinco escaleras a ellos/as les cuesta una hora.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

YOLANDA RUIZ LANCINA

Psicóloga col. (A-1522)

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame