Tipos de Entrevistas: semidirigida, de tensión e informal

Entrevista semidirigida

Esta modalidad recoge tanto el estilo de la entrevista libre como el de la dirigida. En general, es la más utilizada por las empresas y consultoras.

Generalmente, las preguntas cerradas, se emplean para sondear información muy objetiva. Las abiertas, sin embargo, se utilizan para conocer aspectos de la personalidad, impresiones, opiniones, etc. del/de la candidato/a.

El entrevistador sigue un esquema o guión que le permite ir conociendo distintas facetas del/de la candidato/a: experiencia laboral, formación, preferencias, competencias... pero a la vez hace preguntas abiertas para que el/la candidato/a se exprese con libertad y organice la información que quiere proporcionar.

Es muy posible que en esta modalidad de entrevista sea en la que te encuentres más cómodo, ya que te permite expresarte con naturalidad, pero a la vez el entrevistador te va dando a conocer las áreas que le interesan.

 

Entrevista de tensión

Esta modalidad de entrevista, afortunadamente, es poco frecuente. Se emplea en la selección de personal que ha de cubrir puestos con un elevado nivel de estrés.

El/los entrevistador/es trata/n de crear una situación tensa para ver cómo reacciona el/la candidato/a. Lo hacen criticándole, ridiculizándole e induciéndole a error. Generalmente estas técnicas agresivas suelen emplearlas en la mitad del curso de la entrevista, ya que así pueden comparar el comportamiento “normal” del/de la candidato/a con el que muestra cuando se enfrenta a una situación violenta. Además, se puede valorar la capacidad que tiene de recuperación tras dicha situación.

Si te enfrentas a una entrevista de tensión debes tratar de no perder la calma, y no responder con el mismo nivel de agresividad con el que estás siendo atacado. No discutas, pero a la vez tampoco aceptes las críticas. Responde a ellas con contundencia y de forma breve.

Te puede ayudar a mantener cierta tranquilidad el hecho de pensar que el entrevistador está representando un papel, y que precisamente es tu capacidad de mantener el control lo que te puede llevar a conseguir el puesto de trabajo.

y

 

 

Entrevista informal

En algunos sectores de la actividad productiva (construcción, hostelería, pequeña empresa...), las entrevistas suelen transcurrir de forma bastante informal, se parecen más a conversaciones; lo que predomina es la primera impresión que causa el/la candidato/a, para pasar lo más rápidamente a ver cómo se defiende en el puesto de trabajo mediante unos días de prueba.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame