Los cuatro Temperamentos

Una de las más antiguas y también de las más estudiadas clasificaciones del hombre   se funda en la seudofisiología humoral, y se debe a HIPÓCRATES y GALENO, la cual ha sufrido ciertamente grandes evoluciones y han llegado a nuestros días, siendo sus modernas artífices Hartenberg y Carton, junto con Allendy y Pende.

Se basan en los cuatro temperamentos:

— El predominio de la bilis hace el temperamento BILIOSO (o colérico)—con el punto débil del hígado, "la bilis" según la tradición-, que se estudia como un tipo activo y emotivo a la vez.

—La abundancia de sangre forma al SANGUÍNEO—predominio del aparato circulatorio-, que clasificamos como una persona activa y no emotiva.

— Si destacan los nervios surge el NERVIOSO (o atrabiliario, o melancólico)—predominio del aparato nervioso-, en el que se manifiesta la personalidad no activa y emotiva.

 — Finalmente, el cuarto personaje muestra desarrollo en las linfas surgiendo el  FLEMÁTICO (o linfático), donde no hallamos ni actividad ni emotividad.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

MANUEL ANGEL NICOLAS CUEVAS

EXPERTO EN PSICOGRAFOLOGÍA, PERICIA CALIGRÁFICA Y DOCUMENTOSCOPIA

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame