Inteligencia Emocional y Artes

Me gustaría que vieras este breve vídeo: "Artes y emociones que potencian la creatividad", como forma de introducción de esta lección.

Sabemos que tanto la creación, como la apreciación del arte son procesos profundamente emocionales. Pero creación no sólo está relacionado con actividades artísticas. 

Las emociones aparecen en toda actividad humana, desde iniciación de un proyecto, una investigación, una actividad emprendedora, etc. Puede aparecer el miedo a lo desconocido, frustración por los logros no conseguidos o alegría por los éxitos, etc...

 

Las emociones son vitales en toda disciplina artística. Para algunos artistas esto es un proceso inconsciente y natural. Pero diversos autores, desde la Inteligencia Emocional consideran que estas habilidades se pueden enseñar, practicar y desarrollar (Brackett, Rivers, Reyes y Salovey,2012; Rivers y Brackett, 2011).

Desde esta posición, y también como objetivo de esta lección está el defender el arte y el proceso creativo, como una potente herramienta para enseñar y mejorar las habilidades de Inteligencia Emocional.

Vamos a ver este vídeo. Una forma especial de impartir la asignatura de música a través de las emociones y la enseñanza de las habilidades socioemocionales: "Coro de las emociones"...

Los estudios que se centran en estudiar cómo las emociones están implicadas en todo proceso creativo, se basan en estudiar en cómo los distintos estados de ánimo benefician o perjudican los procesos creativos (Estrada, Young e
Isen, 1994; Isen, 1999; Isen, Daubman y Nowicki,1987). Indujeron a las personas en estado alegres o estados tristes. Y esto es lo que pasó: 

  • ¿Les preguntaron qué tenía en común sal, profundidad y espuma? (Mar)
  • Por otro lado, En otra prueba, se pedía a los alumnos que idearan un modo de fijar una vela a un tablero de corcho y encenderla sin que la cera goteara al suelo, teniendo en cuenta que solo podían utilizar una vela, una caja de chinchetas y unas cerillas.
  • Resultados: influidos por sentimientos de alegría tenemos pensamientos más flexibles y creativos que cuando nos encontramos en un estado de ánimo neutral o triste.

Sí, pero seguramente te preguntarás lo siguiente ¿Pero si existen muchos artistas que son creativos pero destacando por su tristeza? Esto llevó a pensar que quizás había que prestar atención a qué emociones llevan a cada persona a actuar.

También sabemos los efectos perjudiciales de la ansiedad descontrolada. Pero como en todo proceso creativo existe cierta dosis de ansiedad, el cómo gestiona cada persona estas emociones será determinante.

Te voy a pedir que veas antes de seguir esta bonita noticia de Horiuchi una artista japonesa

¿Cómo podemos aprovechar o transformar nuestras emociones para ser más creativos?

  • En este proceso es importante el percibir las emociones y saber identificarlas de forma precisa.
  • Distinguir entre emociones relacionadas como aburrimiento e irritación, o serenidad y felicidad.
  • El identificar las emociones nos facilitará para establecer sus causas y gestionarlas de manera eficaz.
  • La Inteligencia Emocional adquiere un papel clave en todo proceso creativo: Desde la generación de ideas, la persistencia, tolerar la frustración, resolver problemas, etc...

 

En opinión de (Moreau y Dahl, 2005), tanto el dejar divagar la mente como el imponer condiciones estrictas puede generar ansiedad. Las personas emocionalmente inteligentes gestionan mejor las emociones desagradables que aparecen.

En otro estudio, comprobaron que las personas que dedican más tiempo a la búsqueda de problemas, es decir, qué hacer o cómo hacer la tarea que se les ha propuesto, son más creativos en sus composiciones (Getzels y Csikszentmihalyi, 1975).

1. Tolerancia a la ambigüedad 

El qué hacer o como enfocar una actividad puede provocar desconcierto, y el gestionar los constantes cambios.

Por eso el saber gestionar esas emociones  y el tolerar la ambigüedad se considera clave en el proceso creativo.

 

2. Transformar las emociones

  • Transformar las emociones en elementos de motivación para llevar a cabo actividades, es de gran importancia como opinan (Csikszentmihalyi, 1993; Hunter y Csikszentmihalyi, 2003).
  • Saber que por ejemplo, el aburrimiento puede llevar a algunas personas a un comportamiento destructivo como el consumo de drogas. Y a otras les puede servir de inspiración, generando nuevos retos.

 

3. Vincular nuestro estado emocional con determinadas tareas

Es importante saber que cuando estamos tristes somos: Somos más críticos y analíticos. Nos vendrá bien esta emoción para tareas que requieran esta capacidad de análisis por nuestra parte. Lo importante también es la intensidad de la emoción cuando hablamos de tristeza. Una leve tristeza o pesimismo nos puede ser útil.

 

La alegría es útil en tareas que exijan pensamientos originales en poco tiempo, como en una lluvia de ideas.

Bajo un estado de ánimo negativo, realizar tareas de control de calidad o que requieran de una valoración crítica, o por el contrario, dedicarse bajo un estado de ánimo positivo a tareas que requieran generación de nuevas ideas, garantizaría, en principio, un resultado más satisfactorio. Y esto sería un ejemplo de Inteligencia Emocional.

Me encantaría que para despedirnos de esta lección vieramos este vídeo: nos habla de la unión de Teatro, Psicodrama y Adolescencia... Me parece un buen ejemplo de unir el arte y el trabajo con las emociones.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Luis Angel Ruiz Navarro

Colaborador en Making Art Glass / Licenciado en Psicología - Postgrado en Psicología de la Intervención Social.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame