La Inadaptación Social

Es la incapacidad para integrarse en contextos sociales. Se tendrá en cuenta que la inadaptación se hace, nadie nace inadaptado. Es en el proceso de desarrollo del niño donde hay que saber detectar la inadaptación para ayudar a que se adapte. 

Por ejemplo niños inadaptados pueden ser aquellos apartados del grupo, aquellos con comportamientos antisociales, aquellos con conductas contrarias a la norma social... 

Hablamos de dos categorías: 

1.Los niños de riesgo: hay que hacer una Intervención preventiva, para prevenir problemas a la hora de adaptarse.

2.Los niños inadaptados: hay que hacer un trabajo de recuperación, tratar que se adapten, ayudándoles. 

Las causas son múltiples. Entre otras: 

  • Causas Sociales: carencias económicas, culturales, ambientes marginados por drogas, alcoolismo, paro... 
  • Causas que tienen que ver con pertenecer a minorías étnicas, raciales, religiosas... 
  • Causas familiares-psicoafectivas: familias desectructuradas, actitudes de sobreprotección o de descuido grave de las atenciones básicas de los niños, la violencia, los abusos... 
  • Causas personales: situaciones de discapacidad personal. 

 

Cualquier menor en riesgo o inadaptado tiene desventajas ante los demás niños en su desarrollo como persona. Las consecuencias de ello son: 

  • Fracaso escolar: la mayoría de alumnos inadaptados fracasan en la escuela y causan ambientes agresivos en las aulas.
  • Inmadurez psicológica: y comportamientos sociales de riesgo.
  • Marginación: lleva a búsqueda de alternativas de vida inadecuadas.
  • Delincuencia: en la etapa de educación infantil, a veces se observa como se puede predecir el futuro delictivo de algunos alumnos... 

 

La escuela implementando el principio de atención a la diversidad, puede ser un contexto privilegiado para evitar o superar la inadaptación social. 

La respuesta educativa con estos niños se debe enfocar desde la función preventiva y compensadora de la escuela infantil. 

En cuanto a labor preventiva, se desarrollan acciones que impiden la situación de riesgo no llegue a inadaptación. 

Entre estas medidas preventivas: favorecer la asistencia y permanencia en el sistema educativo de estos niños, facilitar la acogida, la integración y participación en todas las actividades del centro, programas de formación dirigidos a familias y coordinación con otras instituciones como Equipos de Atención Temprana, Servicios Sociales, Sanitarios y con la Familia.

En cuanto a la función compensadora, la escuela proporciona al niño experiencias nuevas y favorecedoras para un desarrollo adecuado. Como: resolución pacífica de conflictos, ambiente afectivo, satisfacción de necesidades, estimulación cognitiva... 

Se desarrolla una integración integral e inclusiva planificada en un contexto escolar normalizado para todos los niños. 

Las medidas extraordinarias son las relacionadas con la coordinación con los servicios externos a la escuela que hemos citado anteriormente y que intervienen desde sus ámbitos sobre la situación.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Elena María León Tomás

TÉCNICO SUPERIOR EN EDUCACIÓN INFANTIL

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame