Teoría de Lee. Tipos de Amor

Según este autor podemos hablar de seis tipologías distintas de amor (Sternberg J.L., 2000; La Fuente Benaches M.J. y Cantero López M.J., 2010 y  Ferrer V., Bosch E., Navarro C., Ramis M.C. y García E., 2014):

-Eros o amor pasional o amor romántico: caracterizado por una pasión irresistible, por el erotismo, con sentimientos intensos, intimidad, fuerte atracción física y una gran actividad sexual.

            Este tipo de amor sería el que caracteriza al concepto de amor romántico, es decir, un amor que sólo existe una vez en la vida pero con gran pasión que nos hace experimentar sentimientos que nunca los hubiésemos sentido de esa manera. Muy típico de la literatura y el cine romántico, este tipo de amor es un exponente hoy en día para a través del cine exponerlo como el único tipo de amor posible y verdadero.

-Ludus o amor lúdico: caracterizado por interacciones causales, con poca implicación emocional, ausencia de expectativas futuras y evitación de la intimidad y la intensidad. Tendente al flirteo y a la ausencia de compromiso.

            Este tipo de amor sería un amor mucho menos intenso, en el que no habría proyectos de futuros correspondiendo a interacciones causales (en muchas ocasiones sexuales) pero sin tener ningún tipo de compromiso con esa persona. Es decir, sería un amor puramente físico dónde importa más la atracción física que la atracción emocional sin que los sentimientos influyan demasiado, “viviendo el presente de la relación”.

-Storge o amor amistoso: caracterizado por un compromiso duradero que se desarrolla lenta y prudentemente, compartiendo valores y actitudes, se basa en intimidad, amistad, compañerismo y cariño buscando un compromiso a largo plazo que un apasionamiento a corto plazo. Basado en la complicidad, la similitud, la relación es estable y por un compromiso duradero.

            Este tipo de amor correspondería al amor que se siente hacía un amigo, es decir, los sentimientos que se experimentan son muy intenso además de querer buscar una intimidad y un cariño que buscamos que dure el tiempo. Se diferencia del amor “Eros” en que no existe una atracción física, con este amor no se busca el contacto sexual con la persona hacía la que lo procesamo sino que lo que se busca es una amistad, un amor duradero en el que poder apoyarnos y ayudarnos siempre que tengamos un problema pero con el que no tengamos ninguna atracción física.

-Pragma o amor pragmático: compuesto por Ludus y Storge, se basa en la búsqueda racional de la pareja ideal. Es un vínculo de conveniencia donde la elección de pareja idónea esta plagada de condicionantes, buscando una personas que mejor se ajuste a nuestros propios intereses.

            Este tipo de amor correspondería al amor que existe y se busca en la edad adulta, es decir, un amor pasional en el que exista una atracción sexual y física pero que también exista una gran amistad hacía esa persona. Nos encontramos ante un amor maduro, que se basa en el amor pasional y en la amistad, donde se busca un futuro junto a la pareja hacía la que procesamos sentimientos emocionales fuertes hacía la persona con la que buscamos la intimidad y la estabilidad.

-Manía o amor obsesivo o posesivo: compuesto de una tendencia obsesiva de Eros y Ludus, se caracterizada por la intimidad y la intensidad, pero también por los celos, la dependencia, la incomunicación y los síntomas físicos y psicológicos.

            Este tipo de amor correspondería a un amor “disfuncional”, sería un amor romántico llevado al extremo. Es decir, en este amor los sentimientos se magnifican demasiado lo que lleva a las personas a tener problemas tanto físicos y psicológicos pronosticando que la relación acabará terminando provocando grandes problemas emocionales en las personas implicadas en la misma.

-Ágape o amor altruista o desinteresado: compuesto de Eros y Storge en una relación idealista, se caracteriza por dar antes que por recibir y por el autosacrificio por el bienestar de la pareja. En el que el amante se siente obligado a mar sin esperar nada a cambio. Significa renuncia absoluta, entrega sin condiciones.

            Este tipo de amor sería un amor sacrificado, es decir, un amor donde uno de los dos lo da todo por la otra persona sin esperar nada a cambio no le importa que su amor fuera correspondido sino que lo único que importa es que la persona hacía la que se procesa este amor este siempre a gusto y alegre. 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Glenda Cuetos González

Licenciada en Psicología y doctoranda en Psicología y Educación

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame