El quejica o la víctima

-El quejica o la víctima: es una persona que sólo se acerca a otros para quejarse, suele ir a por personas alegres que parecen estar bien, pues necesita personas alegres y sanas a las que volver amargadas y tristes echándoles encima toda su negatividad. Suelen hablar mucho de sí mismas. Puede que si le cuentas algún problema tuyo te corten rápidamente para empezar a decirte que sus problemas son mucho peores. Aunque estas personas se quejan mucho, a la hora de proponerles una solución se niegan con excusas como "claro, es que desde fuera se ve tan fácil...", "qué fácil es hablar desde fuera", "no es tan fácil dejarlo, es el padre de mi hijo", pero luego se siguen quejando de que el marido le es infiel o pasa de ella. Creen que son los que más sufren, que toda la mala suerte está destinada a ellos, que no hay nadie que sufra más en la vida que ellos. Se ven como víctimas de verdugos sin corazón o de un mundo cruel. Echan la culpa siempre afuera: al gobierno, a su pareja, a sus hijos a la mala suerte... pero nunca asumen su responsabilidad. Se pueden pasar horas y horas lamentándose por teléfono haciéndote perder gran parte de tu valioso tiempo y normalmente cuando acaban de hablar contigo puedes notar cómo te sientes cansado y sin energía, como si te hubieran absorbido toda tu fuerza vital. 

¿Cómo tratar con los quejicas o víctimas? Muy fácil, en cuanto te vuelvan a llamar para contarte sus penas les dices que no te hablen siempre de miserias, que si te llaman para hablar de otra cosa, bien, pero si no, le dices que mejor cortar la conversación. También puedes cambiar de tema y si siguen contándote sus penas les dices que ahora no tienes tiempo y que tienes cosas que hacer, que ya hablaréis en otro momento.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame