El listillo

Es el que todo lo sabe, sabe más que todos sin haber leído un libro en su vida, haberse culturizado o informado sobre el tema del que habla. Son los que siempre quieren tener la última palabra y quieren tener la razón. Los reconocerás fácilmente porque siempre que aparecen en una conversación (siempre, siempre) te dicen que eso no es así porque justo conocieron el otro día a un economista importante que la dijo tal cosa sobre la economía, porque vio en la tele tal cosa, y así.

Se les nota mucho en la cara y en la forma de hablar que no tienen ni idea de lo que hablan, que no saben ni media del tema, pero también muestran la poca autoestima que tienen.

Son gente que obviamente tiene poca autoestima, por lo tanto necesitan siempre quedar por encima para confirmar que son mejores que tú.

A veces la gente confunde "ir de listillo y arrogante" con ser una persona que se ha culturizado, tiene un cierto nivel cultural y le gusta estar siempre aprendiendo cosas nuevas. Las personas sabias son las que en la discusión argumentarán con información comprobada leída en libros, vista en la tele u oída en otros medios, con la diferencia de que no intentan quedar por encima y si hay alguien que sabe más del tema y les hace ver que están equivocados admiten sus errores y están dispuestos a aprender de la persona con la que discuten.

Admitir que sea habilidoso para la música, los idiomas o lo que sea no es "ser un listitllo". El inteligente no quiere tener siempre la última palabra y sabe que aunque tiene ciertas habilidades, también tiene ciertas dificultades en otros ámbitos y admira a otros, nunca se cree por encima de los demás. Respeta a todos aunque tengan un menor nivel cultural y está dispuesto a aprender de todo el mundo.

¿Cómo tratar con los listillos? Basta con seguirles el rollo y comprender que es mejor seguirles el juego, dado que necesitan eso para creerse que son listos por su falta de autoestima. Es mejor hacer creer a alguien arrogante que es listo mientras sabes en realidad que es un mediocre que entrar en debates en los que siempre saldrás perdiendo. Es curioso cómo el listillo usa todo tipo de artimañas para hacerte creer que está por encima de ti y tú eres el tonto. No lidies con él, la batalla la tienes perdida.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame