¿Cómo dar malas noticias a adultos?

En los adultos, cuando se da una mala noticia es más común que se guarden las ganas de llorar por los menores o simplemente por quienes lo rodean, haciendo pie de nuevo en que esto NO es necesario hacerlo, pues quizá alguien más quiera hacerlo pero por no ver a alguien que lo haga no lo hace (esto es más común que los niños no lloren porque no ven a un adulto llorar).

Cuando se está pasando un momento de crisis, es relevante que quienes se vean más afectados reciban la ayuda posible de cualquier forma. Muchas de las veces se quiere orar, y es sumamente importante no hacer negación de esto, pues en la oración es una de las formas de calma. Sin importar la religión de la persona es importante dejar que lleve acabo las ceremonias o actos religiosos que deseen. 

En momentos de crisis es erróneo llegar con alguien y dejar ser atendido por la persona que esta pasando por un mal momento quizá por la hospitalidad que está acostumbrado a dar, es entonces cuando alguien más debe apoyar en este caso para que no se vea la otra persona comprometida por dar. En excepción a que la persona desee llevar actividades diversas como el hogar, ejercicio, etc... porque para ella /él es una forma de distracción, entonces debemos respetar la idea y dejar que siga con sus actividades. 

Haciendo pie a dos cosas muy importantes, NUNCA haga promesas que no puede cumplir y NUNCA haga rodeos cuando se quiera dar una mala noticia, siempre vaya directo a lo que tenga que decir. 

Al igual que en todas las etapas es importante respetar el cómo quiera participar en el acto fúnebre. 

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Erick Reyes Zepeda

Lic. en Psicología

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame