Autoestima y habilidades sociales

Una persona con una alta autoestima es capaz de tener buenas relaciones con los que le rodean (familia, amistades o compañeros de trabajo).

En cambio, para una persona con baja autoestima puede ser un suplicio relacionarse con los demás, teniendo miedo a la confrontación y al rechazo. Esto influirá negativamente en su autoestima, provocando más miedo y generando una espiral de autodestrucción.

Debemos fortalecer nuestra autoestima para no dejarnos llevar por pensamientos negativos y tener un adecuado diálogo interior (del que hablaremos en próximas lecciones), lo que nos ayudará a tener una adecuada percepción sobre nosotros mismos.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Verónica Ayelo Henares

Licenciada en Filología Clásica. Autodidacta y experta en el mundo antiguo

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame