Las Funciones Parte 1

Hasta este momento hemos utilizado algunas funciones predifinidas en PHP, como las de manejo de expresiones regulares, o las de operaciones con cadenas, pero no tenemos totalmente claro lo que es una función. Esto podrá sonar a conducir un automóvil mucho antes de aprender a caminar, pero no es así, ya que las funciones predefinidas en PHP son más sencillas de utilizar que una función definida por el usuario, por una sencilla razón: en las funciones predifinidas, las reglas de cómo operar con ellas ya vienen dadas por PHP; en cambio en las definidas por el usuario (léase nosotros mismos), es necesario tener claro qué queremos que nuestra función haga, qué tipo de parámetros ha recibir, que tipo de valor ha de retornar, en caso de que retorne algún valor, en dónde habremos de hacer la llamada a la función, etc.

 

Todo lo anterior, es precisamente lo que aprenderemos en esta entrega.

Para comenzar, diremos que una función es un conjunto de instrucciones que se ejecutan cada vez que son llamadas en el cuerpo central de nuestro programa. La utilidad de las funciones es enorme, si nos ponemos a pensar que una llamada a una función nos ahorraría decenas (o cientos) de líneas de código, pues bastaría una sola llamada a la función cada vez que sea necesario, en vez de escribir una y otra vez el mismo código con distintos parámetros.

 

Una función está compuesta por la palabra reservada para PHP function, un nombre y una lista de parámetros, en caso que reciba parámetros. Para declarar una función, debe hacerse de la siguiente forma:

 

function nombre_de_funcion (lista_de_parametros)

 

Un breve ejemplo es el siguiente:

 

<?php

function hola(){

echo "<B>Esta es una prueba</B>";

}

echo "Este es el cuerpo de nuestro programa";

echo "<BR>";

echo "Aquí está la llamada a la función:<BR>";

hola();

?>

 

El resultado de este pequeño programa es el siguiente:

 

php

 

En el ejemplo, la función hola(), no retorna ningún valor, y no recibe parámetro alguno (por eso los paréntesis vacíos). Todo lo que hace es enviar un mensaje a la pantalla que dice "Esta es una prueba" con un atributo de negrita. Una vez más, la utilidad real de esta función estriba en el hecho de que si en algún momento nuestro programa crece de manera exponencial y se nos hace necesario imprimir, digamos treinta veces la cadena "Esta es una prueba" (vaya un proyecto de programación que sería, ¿no lo creen?), sería necesario escribir treinta veces la instrucción echo "Esta es una prueba"; lo cual se hace un poco más difícil que simplemente escribir la llamada a la funciónhola(). Por otro lado, en caso de que necesitasemos cambiar el mensaje desplegado, tal vez por algo un tanto más profesional como "Esta ya no es una prueba", es mucho, mejor aún, muchísimo mejor cambiar este mensaje una vez, en la llamada a la función, que treinta veces, en cada instrucción echo.

 

Como habrán visto, las funciones nos pueden ahorrar una cantidad enorme de trabajo. Por esa razón, PHP incluye en sus librerías, una cantidad bastante grande de funciones preformateadas, cosa que agradecemos en cantidad.

 

Nuestra siguiente reunión trata sobre los parámetros en las funciones (después de esto... la locura) y para que nos sirven.

 

De momento, ¡vivan cada día como el último de su vida!, programen al máximo... disfruten de la existencia.

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame