Recomendaciones para organizar los turnos de trabajo

  • La rotación de turnos considerando las necesidades de los trabajadores.
  • Evitar que los turnos de mañana comiencen demasiado temprano.
  • Los turno nocturnos deben ser, en la medida de lo posible, más cortos que los diurnos.
  • Cambiar de ciclo cada dos-tres días, lo que se llama rotación rápida, si bien tal modalidad puede chocar con las obligaciones familiares y sociales, por lo que se recomienda la participación de los interesados.
  • Limitar el número de año en que un empleado trabaje a turnos y a partir de los 40 años hacerlo voluntariamente.
  • Publicar el calendario de organización de los turnos.
  • Mantener los mismos miembros de los grupos para favorecer el contacto social.
  • Disponer de vigilancia médica.
  • Conseguir apoyo familiar y social.
  • Dormir y comer en horario regular.
  • Evitar las comidas copiosas, grasas, estimulantes, alcohol y tabaco al menos dos horas antes del sueño.
  • Prever una pausa prolongada que permita tomar una comida caliente.
  • Pausas nocturnas breves y frecuentes.
  • Reducir la carga de trabajo durante el turno de noche.
  • Fines de semana libres de al menos dos días.

Fernando Sanz Delgado

Licenciado en Psicología. Máster en Prevención de Riesgos Laborales

Contenidos que te pueden interesar
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 400px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame