Recomendaciones para organizar los turnos de trabajo

  • La rotación de turnos considerando las necesidades de los trabajadores.
  • Evitar que los turnos de mañana comiencen demasiado temprano.
  • Los turno nocturnos deben ser, en la medida de lo posible, más cortos que los diurnos.
  • Cambiar de ciclo cada dos-tres días, lo que se llama rotación rápida, si bien tal modalidad puede chocar con las obligaciones familiares y sociales, por lo que se recomienda la participación de los interesados.
  • Limitar el número de año en que un empleado trabaje a turnos y a partir de los 40 años hacerlo voluntariamente.
  • Publicar el calendario de organización de los turnos.
  • Mantener los mismos miembros de los grupos para favorecer el contacto social.
  • Disponer de vigilancia médica.
  • Conseguir apoyo familiar y social.
  • Dormir y comer en horario regular.
  • Evitar las comidas copiosas, grasas, estimulantes, alcohol y tabaco al menos dos horas antes del sueño.
  • Prever una pausa prolongada que permita tomar una comida caliente.
  • Pausas nocturnas breves y frecuentes.
  • Reducir la carga de trabajo durante el turno de noche.
  • Fines de semana libres de al menos dos días.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Fernando Sanz Delgado

Licenciado en Psicología. Máster en Prevención de Riesgos Laborales

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame