Pintamos las hojas

Continuamos ahora con las hojas. Las pintamos de verde, siempre despacio, con mucho cuidado no manchar la tela. Ayúdate al pintar apoyándote en algún sitio y así conseguir un trazo más firme y mejor pulso al pintar. Una manera podría ser, como ves, apoyarse con el dedo meñique en el zapato.

 


 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame