El Tratamiento Sonoro

En radio puede predominar más la palabra o la música, dependiendo de la emisora en sí o tipos de programas. En este caso vamos a comenzar poniendo como ejemplo el “Magazine”, en el predomina la palabra, pero no exclusivamente, existen otros elementos como la música, las sintonías, en definitiva, nos referimos a los efectos sonoros.

La música sin llegar a ser protagonista es un factor importante para darle profesionalidad, veracidad, dinamismo... y en muchas ocasiones supone una relajación para el oyente tras una larga tertulia, comentario, etc.

La música dentro de un programa de contenidos hablados también sirve como elemento importante en la transición de unos espacios a otros.

En otras ocasiones nos servirá para introducir un tema relacionado con el título de la canción en sí. A veces también se utiliza mientras se consigue la conexión con el entrevistado o colaborador a través del teléfono, tengamos en cuenta que en un programa en directo es habitual que surjan situaciones imprevisibles. Pero nunca cometamos el gran error de estar emitiendo canciones constantemente en un programa de contenidos en el caso de que se presente un imprevisto, es fundamental que el locutor vaya interviniendo adelantando contenidos, utilizando recursos como por ejemplo el contacto de la emisora, saludar a los oyentes que acaben de conectarse… pero nunca interrumpiendo la canción que está siendo emitida, ya que eso daría una mala imagen hacía el oyente y rompería el ritmo del programa. Recuerda que los oyentes no saben si en ese momento estamos sufriendo un imprevisto en el programa.

 

La importancia que adquiere la música en un programa de contenidos hablados es máxima, esta dará un toque de distinción si nos hemos tomado la molestia de seleccionar aquella canción que tenga algo en común con el tema que vamos a tratar. Improvisar y emitir cualquier cosa dará mala imagen, romperá el ritmo del programa y aunque se crea lo contrario, el oyente lo notará.

Los recursos sonoros en radio son:

  • La sintonía: deberá ser agradable, pegadiza y que se convierta en inolvidable para el oyente, para que en el momento que sea emitida en antena antes de que el locutor hable, el oyente la asocie con el programa. A la hora de seleccionarla hay que hacerlo con lógica, teniendo en cuenta el tipo de programa. Por poner un ejemplo, nunca será igual la sintonía para un programa nocturno, que diario o deportivo. La sintonía es la que abre y normalmente cierra el programa y nunca debe aparecer a lo largo del mismo. En el programa pueden existir bloques diferentes, o secciones independientes de deberán tener sus propias sintonías, su función será la identificación de cada sección que incluyamos en el programa.
  • Careta: es la portada sonora del programa o sección y en este caso la música va acompañada de texto que previamente se ha grabado por el locutor. En la careta de entrada se dan los datos más significativos del programa, el espacio o la sección y el nombre del locutor.
  • Ráfaga: es el fragmento breve de música que es utilizado para separar bloques, su duración no debe exceder los 7 u 8 segundos, y si es utilizada para cambiar de tema, no más de 4 segundos, a este sonido también se le conoce como “cortinilla”. Estas breves ráfagas son muy utilizadas en informativos.
  • Indicativo: es la grabación sonora con voz o cantada que advierte al oyente de qué programa o emisora está escuchando. En el caso de un indicativo de programa, se suele utilizar como música de fondo o colchón la misma que la sintonía que identifica al programa. Por el contrario los indicativos genéricos de la emisora, es decir, los que advierten del nombre de la misma, el dial de sintonización, eslogan de la emisora, etc... se realizará con una sintonía identificativa de la misma y que aparecerá durante toda la programación.
  • Promo: las promos son las portadas sonoras con texto locutado que informan de la emisión, hora, día… de un programa concreto, y que son emitidas en intervalos de 60 o 120 minutos a lo largo de la programación general de la emisora de radio. Estas son grabadas previamente al igual que las caretas, ráfagas e indicativos.
  • Jingles: efectos sonoros y que normalmente son cantados bajo la sintonía genérica o identificativa de la emisora, estos contienen el nombre de la emisora, el dial y el eslogan. Su duración es variada, pueden ir desde los 3 segundos a los 25 más o menos. Normalmente los Jingles son elaborados en un estudio de grabación y realizados por cantantes profesionales. En otros casos no son cantados, pueden ser hablados con efectos sonoros llamativos e identificativos.

 

En el siguiente audio te expongo algunos ejemplos sonoros con AulaFácil de ejemplo.

Ejemplos Sonoros AulaFácil
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Pedro Fernández

Periodismo. Locución Audiovisual y Radiofónica

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame