Los Ladillos. Más sobre ladillos

Antes de la explicación de este elemento que suele acompañar a los cuerpos largos de las noticias, procederemos a su identificación visual en la próxima noticia:

 

Los Ladillos. Más sobre ladillos

 

Ese elemento que hemos destacado en rojo en una noticia del periódico Qué! es un ladillo o titulillo. A grandes rasgos, podemos decir que el ladillo o titulillo es un pequeño epígrafe que se inserta en el cuerpo de la información para anunciar y destacar una información que se desarrolla posteriormente al mismo (en el ejemplo, la anunciar que el Festival está “en expansión”). Los datos de esta expansión se ofrecen después de este titulillo. 

En otras palabras, se trata de un pequeño título que se inserta dentro de la columna de texto (del cuerpo principal de la noticia) justificado a un lado (de ahí el nombre) o al centro de la misma.

Su objetivo es el de dividir una información extensa en varias partes (visualmente hablando) haciendo de separador entre un párrafo y otro, y titulando brevemente lo que se va a desarrollar a continuación del mismo.

Otra de sus misiones es la de destacar un punto importante de la noticia que se desarrolla en los párrafos inmediatamente posteriores al ladillo.

Podemos decir que son pequeños subtítulos dentro la información. 

Como hemos señalado, los ladillos son un buen recurso cuando estamos ante una información extensa pero no hay que abusar de este recurso ni proponerlo cada vez que, en un párrafo, se vaya a hablar de un tema distinto o se vaya a desarrollar un punto más de la noticia.

Si imaginamos una noticia de cinco párrafos con tres ladillos, podemos visualizar que visualmente no es nada atractivo ya que da un aspecto de “recargado”. El ladillo es un elemento apto y deseable para informaciones extensas o cuando un punto realmente necesite de un titulillo por su importancia. Se usa en estos casos y cuando la información es muy amplia puede usarse más de uno.

A continuación, veremos más cuestiones que podemos tener en cuenta a la hora de introducir ladillos.

 

MÁS SOBRE LADILLOS

Algunos atributos de los ladillos son los siguientes:

  • Su inserción (a modo de descanso) no debe alterar el cuerpo de la noticia, que debe escribirse como si no estuviera el ladillo (o ladillos) presente. El texto debe seguir teniendo sentido sin los ladillos.
  • Suelen escribirse en negrita y en mayúscula, con un tamaño tipográfico mayor.
  • Como ya hemos apuntado, suele ir justificado a un lado o al centro siempre tras la finalización de un párrafo y antes del comienzo del siguiente (éste desarrolla lo que el ladillo apunta).
  • Su función es la de hacer un descanso dividiendo una información larga (aligerando la lectura), o atraer la atención del público lector sobre un dato importante que se desarrolla dentro del mismo cuerpo a continuación del ladillo.
  • No debe repetir ni hacer referencia a lo mismo que el titular, ya que lo que el ladillo persigue es poner la atención en otros elementos también importantes que vienen a completar la noticia principal, y que se desarrollan en el mismo cuerpo.
  • Se ubican entre dos párrafos sin salirse de las columnas donde se desarrolla el cuerpo.
  • En los ladillos se prefieren las comillas en vez de las cursivas al ser un elemento más vistoso.
  • No llevan punto y final al igual que el titular.
  • No deben tener más de una línea.
  • El ladillo redacta muy brevemente lo que se va a desarrollar, usando también el estilo informativo que hemos visto en lecciones anteriores. A veces, una mera expresión (como el ejemplo visto: “EN EXPANSIÓN”) es suficiente.
  • No se colocan ni al principio ni al final de las columnas (debe haber un mínimo de tres líneas aproximadamente para su inserción).

 

Mar Gallego Espejito

Licenciada en Periodismo | Máster en Género, Identidad y Ciudadanía

Contenidos que te pueden interesar
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 400px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame