Los Despieces. Más sobre despieces

En periodismo, cada información que se desarrolla suele llamarse “pieza informativa”. Hasta ahora, hemos visto cómo se desarrollaba una información en una sola pieza incluyendo otros elementos que la acompañaban.

Ahora bien, existe la posibilidad de desarrollar una información en varias piezas (una principal y otras secundarias).

Estas piezas secundarias llevan el nombre de “despiece”. Antes de continuar con su explicación, veamos un ejemplo del mismo:

 

Los Despieces. Más sobre despieces

 

Aunque no siempre es así (como el ejemplo que hemos traído), los despieces suelen ir dentro de  recuadros como en el ejemplo siguiente (señalamos los despieces con flechas):

 

Los Despieces. Más sobre despieces

 

MÁS SOBRE DESPIECES

Como ya habremos deducido, se recurre a los despieces cuando estamos ante una información muy extensa que trae consigo muchos subtemas relevantes. Se opta así por contar la noticia y sus diferentes implicaciones en diferentes piezas informativas (cada una con su titular), que dependen de la principal para lograr un mayor orden y entendimiento de todas las partes, puntos de vista y noticias implicadas de un mismo hecho noticioso.

Un despiece tiene su propio título y cuerpo pero su contenido siempre está haciendo referencia a un punto esencial que nos amplia la información principal.

En el último ejemplo, la noticia principal es la que se desarrolla bajo el título “La Doctrina Parot cae en Estrasburgo”. A simple vista, podría parecer que es una noticia corta independiente y que pudiera tratarse de un breve (que es otro género periodístico), pero lo cierto es que forma parte de la principal (aunque lleve título) y que viene a desarrollar un aspecto más, y noticioso de la información que se desarrolla. Sin esa contextualización y lectura previa, el despiece no se entendería.

A grandes rasgos podríamos decir que si el titular es el dato básico noticioso, el cuerpo viene a contextualizarlo y explicarlo, y los despieces a profundizar mucho más sobre ello. Son como los anexos de una investigación teórica o el vino que viene a completar y hacer redonda una cena.

Visualmente, además, hace que nuestra información sea mucho más atractiva, al no desarrollarse todo bajo largas columnas de una única información.

Temáticamente, como decimos, los recuadros (despieces) vienen a completar la información central dando datos (bajo título) también noticiosos sobre el hecho, y contando más sobre la información central a varias bandas (o varios recuadros).

Recomendamos su uso cuando estemos ante una información caracterizada por su complejidad o amplia longitud. Los despieces harán que los/as lectores/as se enfrenten a ella con mayor disposición y de una forma ordenada (paso a paso), echando un primer vistazo a la noticia central y otro a “los otros” titulares de la misma”.

La ruptura en varias piezas se agradece y mucho, ya que se detecta además un trabajo de fondo de quien escribe (por ordenar los datos y hacer un trabajo previo para hacerlos llegar sin mayores complicaciones).

 

Mar Gallego Espejito

Licenciada en Periodismo | Máster en Género, Identidad y Ciudadanía

Contenidos que te pueden interesar
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 400px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame