La vida es como eco

La vidaLa vida es como el eco. 

Lo que das... recibes.

Lo que siembras... cosechas.

Lo que ves en otros...es tu propio reflejo.

La vida es como el eco, siempre te regresa lo que le das.

 

 

Por eso debemos prestar atención a lo que estamos dando a la vida.

 

Si una situación se te repite una y otra vez, no es que tengas mala suerte, no es que "solo a ti te pasen esas cosas", no es que "siempre me encuentro con gente igual", es que tú estás enviando esas señales, es que tu eliges mal a las personas en las que confías, es que tu eliges mal tus empleos, etc. 

 

Todo regresa a nosotros, bueno o malo, la vida siempre nos lo devuelve, por esto mismo es que debemos prestar atención a nuestras actitudes, a nuestra manera de tratar a la gente, a nuestra forma de retribuir a los demás las ayudas que de ellos hemos recibido.

 

Seamos generosos, pero no solo porque deseamos que la vida nos devuelva cosas lindas, no, seamos generosos de corazón, que sea nuestra naturaleza, que nos nazca del corazón.

 

Tiende tu mano a quien necesita tu auxilio, se cordial con esa persona que sube al autobús y necesita el asiento, ayuda al anciano/a a cruzar la calle, ayuda a ese animalito a darle de comer o al menos bríndale agua, no olvides poner agua en tus plantas, porque por muy raro que sea, con eso también estás ayudando al mundo.

 

Hay millones de acciones sencillas y fáciles de hacer a diario para ayudar al mundo y para que nuestro corazón se vaya entrenando a la generosidad sincera y noble.

 

Ayuda al mundo y el mundo te ayudará a ti. 

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame