Marco ético del voluntariado

El código ético de las organizaciones de voluntariado

Desde la Plataforma para la promoción del Voluntariado en España (PPVE) se inició, en 1999, un proceso de reflexión entre todas las organizaciones de voluntariado que eran parte de la plataforma, con el objetivo de crear un código ético que sirviera de reflexión y formación para la acción y, además, sentara las bases de cómo debía ser la acción de voluntariado, siempre desde de la perspectiva de la ética.

Así, en la Asamblea General Extraordinaria celebrada el 18 de noviembre de 2000, fue aprobado el Código Ético de las Organizaciones de Voluntariado.

Por lo tanto, este código fue creado por las organizaciones de voluntariado miembros de la plataforma en ese momento, y constituye una forma de unión entre ellas, debiendo ser previamente suscrito por cualquier organización que quiera pertenecer a la PPVE.

 

El contenido del código ético se puede dividir en cuatro apartados:

  1. Definición de organizaciones de voluntariado (analizado en la lección 4).
  2. Fines de las organizaciones de voluntariado (analizado en la lección 4).
  3. Relaciones de las organizaciones de voluntariado.
  4. Difusión, aplicación y cumplimiento.

Los dos primeros apartados ya han sido abordados en la lección 4, así que aquí nos centraremos en los apartados 3 y 4 del Código.

 

En el tercer apartado se establece la "relación" como el eje básico y fundamental de la acción voluntaria, y se analizan los principios y criterios que deben basar la relación de las organizaciones de voluntariado con los distintos agentes:

  • Con los grupos, colectivos y personas destinatarios de la acción de voluntariado.
  • Con las personas voluntarias.
  • Con otras organizaciones sociales.
  • Con los organismos públicos.
  • Con los organismos privados.
  • Con la sociedad en general.

 

En el cuarto apartado se hace referencia al compromiso de la PPVE para la difusión, aplicación y cumplimiento del código ético.

 

Por lo tanto, el código ético, pretende ser:

  • Un texto en el que se recojan las aspiraciones de las organizaciones, sus valores y objetivos.
  • Un instrumento de evaluación de procedimientos.
  • Un código que establece las reglas del juego entre las organizaciones de voluntariado.

 

 

Valores y principios de la actividad de voluntariado

Según el Anteproyecto de Ley de Reforma de la Ley 16/1996 de Voluntariado, la acción voluntaria se basa en los siguientes principios y valores:

La actividad de voluntariado se inspirará en los principios democráticos y en los valores en que éstos se concretan, promoverá la defensa del bien común como patrimonio y de los derechos fundamentales. Asimismo contribuirá a la construcción de la equidad, la justicia y la cohesión social y se fundamentará en el despliegue solidario de las capacidades humanas.

Principios y valores voluntariado

 

La acción voluntaria se desarrollará de acuerdo con todos aquellos principios que inspiran la convivencia en una sociedad democrática, solidaria, comprometida, participativa, justa, igualitaria y plural.

En particular, se consideran principios que fundamentan la acción voluntaria:

a) La libertad como opción personal del compromiso tanto de las personas voluntarias como de las personas beneficiarias o destinatarias de la acción voluntaria.

b) La participación como principio democrático de intervención directa y activa en el espacio público y en las responsabilidades comunes, y que es generadora de ciudadanía activa y dimensión comunitaria.

c) La solidaridad con conciencia global que inspira actuaciones en favor de personas y grupos desfavorecidos y que exige congruencia entre las actitudes y compromisos cotidianos y las injusticias y desigualdades en el ámbito internacional y sus consecuencias.

d) La corresponsabilidad ciudadana en la atención a los miembros más desfavorecidos de la sociedad, en el cuidado y promoción del medioambiente y del patrimonio cultural, en la cooperación al desarrollo y en el apoyo educativo y deportivo.

e) La complementariedad respecto a las actuaciones de las administraciones públicas y de los profesionales que intervienen en cada uno de los ámbitos del voluntariado.

f) La autonomía e independencia respecto a los poderes públicos, económicos y las fuerzas sociales.

g) La gratuidad del servicio que presta, no buscando beneficio económico o material alguno.

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Laura Cristina Del Pino García

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas y Derecho y Máster en Cooperación Internacional para el Desarrollo

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame