Negociación

Negociación

El proceso de negociación implica comunicarse, comprenderse y escucharse utilizando argumentos no impositivos, de manera respetuosa y controlando nuestras emociones, con el objetivo de llegar a una alternativa válida para ambas partes, donde nadie “gana del todo” ni “pierde del todo”, sino que ambas “ganan”.

Pasos a seguir para una correcta negociación:

1. Identificar el problema entre las partes (padres y madres e hijos).

2. Proponer soluciones por las partes y elegir una que sea adecuada para todas ellas.

3. Decidir qué va a hacer cada parte para poner en práctica esa solución y proponer las consecuencias que se aplicarán si alguna de las partes no cumple lo acordado. Estas consecuencias deben ser proporcionadas y lógicas con la situación que se está tratando.

4. Poner en práctica la solución y analizar si funciona. A veces puede ser necesario hacer algunos ajustes en los acuerdos que se han tomado.

 

Hacer partícipes a los hijos en esta decisión no sólo aumenta su tolerancia a la frustración, a la vez que aumenta su responsabilidad y sensación de independencia, sino que además, hace que se impliquen y acepten las consecuencias, puesto que han sido pactadas previamente y cuentan con su aprobación.

 

"La mejor victoria es aquella en la que ganan todos". Salomón.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame