Contenidos

Una vez formulados los objetivos, debemos establecer qué conocimientos se requieren para alcanzarlos. Al hablar de contenidos didácticos nos estamos refiriendo al conjunto de conocimientos, procedimientos, conceptos y actitudes que se deben desarrollar para alcanzar los objetivos previamente formulados. Están formados por los tres saberes fundamentales: el saber hacer, el saber, y el saber estar. 

Los contenidos han de presentar una secuencia lógica que favorezca un aprendizaje significativo para el alumnado, porque deben tenerse en cuenta una serie de factores para su selección:

- Los objetivos previamente establecidos.

- El colectivo al que va dirigido.

- El tiempo disponible. 

- El contexto adaptado a la realidad del alumnado. 

 

Las características de los contenidos didácticos podríamos sintetizarlos en dos:

1. Adecuación: deben estar relacionados con las características del alumnado.

2. Significatividad: que produzcan un aprendizaje significativo relevante.

 

Podemos distinguir entre diferentes tipos de contenidos:

- Conceptuales: hacen referencia a principios, hechos y conceptos; y que ayudan al alumnado a comprender el mundo que les rodea. 

- Procedimentales: estarían relacionados con la adquisición de destrezas, habilidades y estrategias que son adquiridos en el marco del proceso de aprendizaje y que pueden ser aplicados dentro del mismo o fuera de él. 

- Actitudinales: se refieren a las normas, valores y actitudes los cuales favorecen la adquisición y tratamiento de otros tipos de contenidos. 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame