Pedagogía social

A partir de los conceptos conocidos en la lección anterior surge la diferencia entre la Pedagogía del tiempo libre, que consistiría en dedicarse un tiempo determinado a uno mismo; y la Pedagogía del ocio, que se encarga de dirigirnos hacia actividades de provecho para así poder desarrollarnos como personas en un espacio de tiempo delimitado por nosotros mismos.

Por todo ello, la pedagogía del ocio tiene como mayor meta promover un ambiente en el que nos sintamos liberados, y de esta forma alcancemos la independencia de una forma u otra, dependiendo de la edad y características personales de cada uno.

Sus principales objetivos los podríamos resumir de la siguiente forma:

  • Vivir el tiempo de forma enriquecedora contribuyendo al desarrollo personal íntegro.
  • Aprender a divertirse y descansar una vez cumplida nuestras obligaciones.
  • Desarrollar nuevos valores y destrezas para potenciarlos en otros ámbitos.

Como monitores deberíamos asegurarnos de que se cumplen dichos objetivos a la vez que se realizan actividades para que la pedagogía del ocio se desarrolle positivamente y pueda alcanzarse con plenitud.

 

En cuanto a las dimensiones del ocio, podríamos mencionar algunas de ellas para ser conscientes de dónde y cómo se desarrolla esta actividad de la que tanto estamos hablando. Estas serían las propuestas por Manuel Cuenca, Bilbao 1995:

  • Dimensión lúdica: la diversión y el desarrollo personal facilitan un aspecto lúdico en la perspectiva del juego, con lo cual éste se convertiría en una actividad de ocio que se elige libremente sin necesidad de consecución de objetivos específicos.
  • Dimensión deportiva: la práctica de un deporte fomenta la autoestima y promueve sentimientos de trabajo en equipo, de autonomía, y a la vez se mejora nuestra condición física. Este tipo de actividades contribuirían a mejorar el desarrollo integral de cada persona, a la vez que desarrollan sus destrezas motoras y las relaciones sociales.
  • Dimensión festiva: la fiesta supone una reunión de ciertas personas para celebrar un acontecimiento en concreto. Esta conlleva un carácter comunitario, ya que participamos activamente dentro de un grupo de personas y satisfacemos nuestro sentimiento de bienestar social. El simple hecho de celebrar una fiesta o recordarla nos puede producir un sentimiento de agrado.
  • Dimensión creativa: está relacionada con actividades de carácter formativo y desarrollo personal. Es una actividad de libre elección en la que podemos mejorar nuestras destrezas artísticas y culturales a través del aprendizaje, de esta manera podemos llegar al sentimiento de autorrealización.
  • Dimensión ecológica: ésta nos proporciona un contacto directo con la naturaleza, de forma que nos aporta relajación y armonía por encontrarnos en un ambiente de estas características. Desarrolla habilidades individuales en cuanto a la conservación del medio ambiente.
  • Dimensión solidaria: estas acciones, siempre que se realicen de forma desinteresada, nos aportan sentimientos de entrega y solidaridad, ya que seríamos participes de mejorar nuestra sociedad a partir de nuestras propias acciones; con lo que nos sentiríamos a la vez satisfechos con nosotros mismos.

 

Actividad para reflexionar: Piensa y responde a las preguntas para llegar a una conclusión. ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre? ¿Y en tu tiempo para el ocio? ¿Piensas que ambas están relacionadas?

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Alicia Madueño Cermeño

Diplomada en Magisterio, especializada en Lengua Extranjera y Educación Especial. Monitora de Animación Sociocultural.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame