Agentes de socialización

La socialización es un proceso que nos facilita la adaptación al medio y a la sociedad en la que vivimos. Este proceso varía y afecta distintivamente a nuestro desarrollo desde que somos niños a la adolescencia, ya que se producen variados cambios psicológicos en nuestro proceso.

Según diversos autores profesionales de la socialización, en ella deberíamos de distinguir dos agentes principales:

  • Socialización primaria: es aquella que surge en la primera infancia.
  • Socialización secundaria: es cuando la persona ya obtiene un rol dentro de la sociedad.

 

En cuanto a la definición de lo que sería realmente la socialización y su proceso, nos basaremos en la siguiente: son grupos que nos enseñan a ser seres sociales desde que nacemos a la edad adulta y que nos van enseñando aquellas conductas acorde a nuestra cultura popular. Se podría afirmar que la sociedad en su totalidad sería un agente de socialización y que dependiendo de con quién nos relacionemos obtendremos un medio u otro de socializarnos.

 

En cuanto a los agentes de socialización de los que estamos hablando, deberíamos de profundizar en los siguientes:

  • La familia: este sería el agente primario de socialización, ya que se iniciaría en nuestro nacimiento y tendría una gran influencia en nuestra vida. En este sentido, la familia se relacionaría entre sí según los valores que se tengan en la propia cultura. Cuando hablamos de un grupo familiar, podemos encontrar varios estilos dentro de este grupo, entre ellos estarían los padres con los siguientes perfiles: el perfil autoritario (que esperarían que sus hijos obedezcan ordenes), el modelo permisivo (que tratan de evitar conflictos y las peticiones de los hijos tendrán mayor importancia) y el estilo democrático (en este se cumplirán las normas previamente establecidas en el hogar).
  • El grupo de iguales: son aquellas personas que tienen aproximadamente nuestra edad. Cuando hablamos con este tipo de personas, suelen aparecer temas de interés comunes y un sentimiento de querer participar y compartir aspectos sociales de nuestras vidas. Este tipo de agente obtiene especial relevancia en la etapa adolescente, pues se le da mayor importancia a nuestra reputación e imagen respecto al grupo social al que se pertenezca; de esta forma instintivamente se va formando nuestra identidad.
  • La escuela: este agente cumple con una de las funciones principales de socialización, ya que los niños pasan gran parte de su tiempo en la escuela; la cual promueve valores y referencias sociales que serán de gran ayuda en el desarrollo futuro de cada niño.
  • Los medios de comunicación: estos nos informan de sucesos que ocurren en la actualidad, a la vez que hace que seamos reflexivos y tomemos una opinión propia de lo que ocurre a nuestro alrededor. También conlleva la divulgación de valores que se promueven en la sociedad actual. Sin embargo, a veces conllevan aspectos negativos, pues pueden trasmitirnos cánones de belleza erróneos o información no del todo verídica; por ello hay que prestar especial atención para poder clasificar la información recibida. Para finalizar este apartado, me gustaría finalizar mencionando una famosa frase que nos haría reflexionar sobre el uso de estos medios en la sociedad actual. Dicho autor sería el escritor francés Gilbert Cesbron “La televisión nos proporciona temas sobre los que pensar, pero no nos deja tiempo para hacerlo”.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Alicia Madueño Cermeño

Diplomada en Magisterio, especializada en Lengua Extranjera y Educación Especial. Monitora de Animación Sociocultural.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame