Clasificación de los juegos

CLASIFICACIÓN DE LOS JUEGOS

Es muy complicado establecer una clasificación concreta de los juegos, ya que en muchos de ellos hay entremezclados distintos criterios.

Podemos clasificarlos atendiendo al lugar donde se realizan. Según esta clasificación, los juegos pueden ser:

-De interior: juegos de atención, observación, concursos,…

-De exterior:

  • Pre-deportivos, deportivos, competitivos
  • De calle o población
  • De campo o bosque: exploración, ataque-defensa, rallyes, rastreos,…
  • De contacto

-Acuáticos

Si atendemos al tiempo o momento del día en el que se realizan, pueden ser:

-Diurnos

-Nocturnos

Y en cada una de estas dos clasificaciones se pueden enclavar los que hemos visto antes.

 

Otra forma de clasificarlos, más concreta es atendiendo a los objetivos, de modo que obtenemos juegos de:

-Presentación: es la primera toma de contacto. Este puede ser un momento de incertidumbre e incluso de cierta ansiedad respecto a los compañeros. Debemos conseguir con este tipo de juegos crear un clima de confianza.

-Afirmación: pretendemos reforzar la autoestima de cada uno.

-Confianza: procuraremos que en el grupo comience a existir confianza, a medida que vayamos logrando esto las relaciones del grupo irán siendo cada vez más personales.

-Conocimiento: a través del juego podemos conocer facetas de nosotros mismos y de los demás

-Participación: en este tipo de juegos pretendemos que los participantes sean capaces de adoptar un “papel activo”, es decir, que sea creativo, capaz de expresarse y capaz de escuchar a los demás.

-Cooperación: queremos formar a personas que sepan trabajar en equipo, que aprendan a vivir en un trato positivo y enriquecedor. Nos ayuda a madurar las relaciones humanas.

-Expresión: creatividad, expresión corporal, desarrollo de habilidades de comunicación con los demás.

 

JUEGOS COMPETITIVOS

No podemos dejar de comentar lo referente a los juegos competitivos. Sabemos o deberíamos saber que educar en la cooperación es la única vía de construir una sociedad más justa en la que todos tengan cabida. Habitualmente nos encontramos con que los niños en un principio sólo tienen una cosa en mente: “ganar” y pierden de vista divertirse y disfrutar. No debemos irnos muy lejos si queremos encontrar la raíz de este comportamiento, pues son los comportamientos que encuentran en el mundo adulto.

Los juegos competitivos no son malos en sí, el educador debe saber canalizarlos llevándolos hacia la afirmación personal y la autosuperación.

 

¿Qué nos puede ayudar como educadores para llevar esto a la práctica?

  • Quitar importancia al hecho de ganar: si el animador no le da importancia a ganar o perder estaremos más cerca de conseguir que nuestros participantes tampoco se la den.
  • Comunicar a los participantes que no pasa nada por perder.

 

JUEGOS DE CONTACTO

Juegos de contacto o también llamados “Juegos Brutos”.

Estos juegos son un poco más “delicados”. En un principio es recomendable jugar con participantes mayores de 11 o 12 años y que aquellos que juegue sean más o menos de la misma complexión.

Son juegos de empujar, tirar, arrastrar o sujetarse al otro compañero con todas tus fuerzas.

Este tipo de juegos es para emplearlos cuando hay un cierto grado de confianza en el grupo y es recomendable no obligar a nadie a jugar.

Son juegos divertidos que acaban enganchando. No se debe dejar jugar en los ratos libres sin supervisión de un monitor

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame