Observar

Ejercicio nº 11

  1. Planea una salida, puedes elegir el campo o la ciudad, lo que más te agrade, esta salida debes disfrutarla, organízate para tomar tu tiempo, sin apuros, sin horarios.
  2. Durante esta salida, dedícate a estar siempre presente, observando todo cuanto aparece a tu alrededor, si necesitas parar en algún momento y en tu quietud observar lo que sucede, toma conciencia de los acontecimientos, olores, sonidos, ruidos, voces, temperatura, etc.
  3. Luego elige algo de la escena y observa detalles, mientras más mejor (puedes elegir anotar los detalles, o dibujar, pintar o escribir sobre ello) lo que prefieras.
  4. Al volver a tu casa, observa tu producción, ya sea escrita, pintada, dibujada o simplemente rememora y hazte preguntas sobre ello. Sin censura, pregúntate todo, y luego intenta responderlas basándote en tu observación.
  • Si observaste personas y te preguntas sobre ellas, ¿consideras que es posible responder las preguntas basándote en los datos de tu observación (referida a lo externo de esa persona)?
  • Si observaste la naturaleza consideras que es posible responder a tus preguntas basándote en tu observación y conocimiento previo sobre ella?

 

Reflexión

¿Qué diferencia encuentras entre las propuestas anteriores?

Responde según tu criterio-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Al respecto dice Rudolf Steiner en la conferencia mencionada en la lección anterior ("La educación del niño desde el punto de vista de la Antroposofia"):

La vida entera es como una planta que contiene no sólo lo que ofrece al ojo, sino, además, oculto en su entraña, su estado futuro. Quien la contempla, todavía con hojas solamente, sabe muy bien que en su tronco cubierto de follaje, al cabo de cierto tiempo, habrá flores y frutos: y es que ella posee potencialmente los rudimentos de estas flores y de estos frutos. Mas, ¿cómo sería posible predecir el aspecto de estos órganos futuros, de limitarse a investigar en la planta sólo lo que ella exhibe para nuestros ojos en el momento en que la observamos?.

Sólo podrá hacerlo correctamente quien se haya detenido en su naturaleza esencial.

Del mismo modo, toda la vida humana encierra en potencia los rudimentos de su futuro. Mas para hacer cualquier afirmación sobre él, es necesario penetrar en la naturaleza oculta del hombre, a lo que nuestra época siente muy poca inclinación: no traspasa los límites de la superficie, y cree que, si avanza hacia lo que se sustrae a la observación exterior, se hundirá el suelo bajo sus pies. Sin duda, es mucho más fácil el asunto con la planta: el hombre sabe que sus congéneres ya dieron fruto definido infinidad de veces.

 

caminar en el parque
caminar en el parque
Salir al campo
Salir al campo
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Isabel Gonzalez

Licenciada en Psicopedagogía- Profesora de Yoga

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame