Los mejores cursos GRATIS © AulaFacil.com
  • [Entrada Profesores]
  • Certificaciones
  • [Mi AulaFácil]
viernes, 17 agosto 2018 español
Síguenos
Publica tu curso
¿Cómo Funciona AulaFácil?

Presentaciones orales ante una audiencia (2)

ANTES

  • Organizar la presentación con unos puntos principales y utilizarlos como guía.
  • Preparar una introducción (anécdota, una pregunta, una cita importante, etc.), para lograr la atención inmediata de la audiencia.
  • Practicar la presentación frente a un espejo y/o frente a compañeros/as.
  • Controlar el tiempo para asegurarse que la presentación se puede desarrollar en el tiempo acordado.
  • No memorizar o leer el texto cuando se está ensayando.

 

DURANTE

  • Vestir adecuadamente para que la persona no se transforme en distractor de su propia presentación. Si un presentador usa una corbata de Mickey, la audiencia automáticamente se va a distraer. Si una presentadora lleva joyas o una vestimenta de última moda, los asistentes pasarán un tiempo admirando o criticando el atuendo. 
  • Tratar de sobreponerse a los nervios pensando que es normal sentirse así y no confundirlo con la ansiedad de presentar el tema.
  • Respirar profundamente antes de comenzar a hablar y actuar con confianza considerando que quien presenta tiene mucho más conocimiento del tema que cualquiera en el público.
  • Establecer contacto visual con las personas de la audiencia.
  • Hablar claramente, con volumen, sin utilizar palabras informales o extremadamente formales y, sin rapidez.
  • Comenzar diciendo a la audiencia el tema de la presentación e identificar los puntos principales.
  • Mirar a la audiencia, para demostrar que se sabe muy bien el tema, asistiéndose con algunas notas de guía. El contacto visual con la audiencia durante la presentación permite apreciar si el público entiende la información presentada. Si se nota que algo no se comprende, se puede ajustar el mensaje.
  • Resumir los puntos principales al final de la charla.

 

DESPUÉS

  • Si hay material fotocopiado para entregar, hacerlo al final de la charla, a no ser que se quiera que la audiencia las utilice durante la presentación.
  • Invitar a la audiencia a formular preguntas.
  • Es muy común que cuando alguien hace una pregunta, la persona a cargo de la presentación  repita la pregunta en voz alta al resto de la audiencia para asegurar que todos comprenden.
  • Conviene responder brevemente. En el caso de no saber la respuesta, es conveniente admitirlo y recurrir al docente u ofrecer buscar la respuesta para la próxima clase.          

Otro aspecto muy importante en el desarrollo de una presentación es pensar siempre en el factor SORPRESA. Es importante recordar que la atención del público decae después de algunos minutos.

Para lograr recuperar la atención se pueden hacer varias cosas: cambiar de tema, presentar un material audio-visual o, por ejemplo, presentar un material visual que ayude a la explicación que se presenta.

Si se decide incluir algo así, no se debe mostrar hasta que sea el momento indicado. Si se va a mostrar una maqueta, una lámina, etc. hay que guardarla, cubrirla con un paño, esconderla de las miradas de la audiencia, para que en el momento indicado sea “un golpe de sorpresa” en la presentación.

Si al entrar al salón  todos pueden ver ese material visual que se va a utilizar, el factor sorpresa se pierde y no tendrá el efecto esperado.

 

CAPTAR y MANTENER LA ATENCIÓN DEL PÚBLICO

Es importante proporcionar variedad o algo novedoso y diferente para lograr captar y mantener la atención de la audiencia:

  • El contacto visual, mirar a los asistentes, es el primer elemento para lograr que la audiencia preste atención, conviene mirar al público en orden rotativo y variado, no siempre al mismo sitio.

Es importante recordar siempre lo siguiente: el profesor o la profesora de clase, durante TU presentación, se convierte en parte del público y no alguien a quien haya que mirar permanentemente, en otras palabras, no tienes porqué mirar al docente todo el tiempo.

  • moverse, alternativamente, hacia un lado y  otro del salón y permanecer quieto por momentos. Utilizar el espacio y el movimiento corporal para mejorar el mensaje. Las presentaciones son películas, no fotos. Tú, en tu presentación, eres un vídeo clip, no una imagen estática.
  • Cuando sea oportuno, incluir historias, anécdotas, testimonios, demostraciones, etc. para agregar variedad a la presentación.

Una vez que se obtiene la atención del público, hay que mantenerla.

La mente de los integrantes de una audiencia no está concentrada en la presentación todo el tiempo, por lo que hay que ayudar al público a volver al punto de concentración periódicamente, por ejemplo, diciendo:

A continuación daré dos razones básicas por las cuales el cambio se  hace necesario…

Ahora que hemos analizado el problema, es necesario considerar las posibles soluciones…

La consideración de estos temas nos lleva a este punto final…

Estas frases introductorias, generalmente logran que los asistentes que están distraídos presten atención a lo que se va a decir a continuación.

 

RECUERDA: La mejor manera de evitar hacer el ridículo en una presentación oral es haber investigado el tema con seriedad, buscando en variadas fuentes de información,  para ofrecer información importante, actualizada y de utilidad a la audiencia.

La redacción escrita del tema que se presentará oralmente es el punto de partida. Es esencial  tener en cuenta que una presentación redactada en un borrador puede parecer mucho más extensa de lo que realmente es, al presentarla en forma oral.

Si este texto se memoriza palabra por palabra, el público quedará decepcionado, porque generalmente las personas se muestran impacientes con las presentaciones memorizadas, no les gusta escuchar un recitado. La memorización le saca vida a la presentación y evita que la audiencia sienta que conoce a la persona que está frente al público.

Si el público confía en quien está adelante – que se logra únicamente si se tiene un sentido de algo vivo que se expresa a través de sus palabras – entonces se interesará y oirá con atención la presentación.

Un texto memorizado que se presenta en público está enviando el mensaje de falta de sentimientos en quien lo dice.

Una vez preparado el texto de lo que se va a decir, es muy importante ensayar varias veces cómo se hará la presentación, ante compañeros, familiares, o frente a un espejo. Ensayar la postura y evitar cruzar los brazos o poner las manos en los bolsillos, que dan una imagen de despreocupación, nerviosismo e inseguridad, por no saber qué hacer con las manos. 

No hay que olvidar que cualquiera sea la forma como uno se imagina la presentación, nunca será de esa manera. Las presentaciones nunca son exactamente como las imaginamos.

La audiencia sabe muy bien y se da cuenta si la persona a cargo de la presentación está viviendo la experiencia, porque se la ve espontánea.

Lo que se siente antes de una presentación bien preparada no es miedo, es simplemente ansiedad y el deseo de ofrecer al público lo que se estuvo preparando y refinando en la mente durante cierto tiempo. Se confunde con miedo, pero es la ansiedad de que llegue el momento para expresar todo lo que se estuvo preparando durante días. 

Cuando se acerca el día y la hora, es normal sentir ansiedad por el hecho de llevar la presentación a su lógica conclusión, ya que no será una presentación hasta que la información  se comparta con la audiencia.

Si realmente has preparado el tema con interés y estás conforme con los datos actualizados y diferentes que has conseguido, entonces es el momento de sentirte con la suficiente preparación y confianza como para pasar adelante, respirar hondo y compartir todas esas novedades que has descubierto con tus compañeros y compañeras de clase, o con los docentes que asistan a tu presentación. 

 

CONSIDERACIONES FINALES

Recuerda estos puntos importantes:

  1. NO se tiene que ser brillante, para hacer una buena presentación, simplemente hay que seguir ciertos pasos para prepararla de la mejor manera. La buena preparación te dará la confianza suficiente. 
  2. Se necesitan dos o tres puntos principales para organizar la presentación.                                                                           
  3. Hay que presentar información novedosa, útil y actualizada, para que los oyentes lo valoren como un aporte importante de tu parte.
  4. NO tiene sentido preparar una presentación para compañeros/as de clase basándose únicamente en la información de los apuntes. Los apuntes reflejan lo que un/a docente presentó en clase, por lo tanto el grupo espera algo diferente.

La utilización de medios audiovisuales (fotos, maquetas, vídeos, diapositivas, etc.) ayudan a que la presentación sea más entretenida y facilitan la atención de los oyentes. Los medios audiovisuales son elementos que ayudan a transmitir el mensaje, pero NO son el mensaje. El protagonista principal será siempre la persona que presenta el tema.

Todo lo que se vaya a mostrar (póster, un objeto, una maqueta, etc.) debe guardarse y sacarse de la vista de los asistentes, hasta el momento en que se vaya a mostrar, de lo contrario el público se distrae. 

Conviene preparar la presentación con y sin medios audiovisuales electrónicos, para el caso  que haya algún fallo técnico y no se pueda solucionar.

Las cartulinas son medios visuales utilizados con frecuencia en las presentaciones orales. El error más conocido es el de incluir fotos o textos que no pueden ser vistos o leídos a cierta distancia y, por lo tanto, parte del grupo no puede participar de la presentación.       

En el caso de decidir usar una cartulina, hay que considerar dos aspectos:

1. Preguntar al docente si el material visual que se va a preparar, quedará en la clase, en algún tipo de exposición. Si ese material queda en el salón de clase, o en los corredores de la institución, entonces no es problema que las fotos o texto que se incluyan no puedan verse cómodamente desde las filas más distantes. Los interesados podrán apreciar el trabajo presentado durante la exhibición al público en general, los días siguientes.

2. Si el docente aclara que ese trabajo manual debe retirarse del salón al finalizar la presentación, entonces hay que considerar la información que se incluirá en la cartulina y el tamaño de la información.

No es práctico para la audiencia la presentación de una cartulina con fotos o textos de reducido tamaño, por lo tanto lo que más conviene es incluir PALABRAS CLAVES de forma esquemática y no oraciones o fotos.

A lo largo de la presentación, la cartulina exhibirá palabras claves de lo que se está presentando, como guía para la audiencia. Un esquema con cuatro o cinco palabras claves, será suficiente para que los asistentes puedan seguir el desarrollo de la presentación, sin perder el hilo de lo que se está diciendo.

Conoce al Autor/a:
  • Hugo Valanzano Falero   Contactar con el Autor
    Docente universitario. Licenciado en Biblioteconomía. Docente de Inglés Técnico. Postgrado en docencia universitaria.

    Tiene 4 contenidos
Gracias por compartir y gracias por enlazar la página
Compartir en Facebook
Acepto vuestra política de privacidad
Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín diario!:

Búsqueda personalizada
Existen nuevos mensajes en las siguientes salas de chat:

      Recibe gratis alertas en tu navegador, sin configuraciones ni registros. Más info...
      [No me interesa] | [Me Interesa]



      ¿Dudas? ¿Preguntas? Plantéalas en el foro
      Suscríbete Gratis al Boletín

      Escribir la dirección de Email:

      Acepto vuestra política de privacidad
      Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

      Delivered by FeedBurner

      Destacamos
      Cargando datos...
      Buenos Artículos Diarios

      Sigue a AulaFácil en:

      Ránking Mundial Certificados
      Banner AulaFácil

      Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2009
      B 82812322 Apartado de Correos 176. Las Rozas 28230. Madrid (ESPAÑA)