Introducción

El curso "De Secundaria a la Universidad" pretende lograr que quien ingresa por primera vez al ámbito de nivel Terciario o Universitario tenga una guía docente adecuada sobre cómo actuar como estudiante terciario aprendiendo, entre otras cosas, a concentrar, procesar, internalizar y recordar la información académica nueva y compleja a la cual se enfrentará durante su trayectoria estudiantil.

En situaciones de conversación informal con estudiantes se destaca la alta proporción de quienes se sienten agobiados por la cantidad de contenidos de algunas asignaturas y el extenso horario de clases que no les deja tiempo para compartir con sus familias y amistades. Muchos/as sienten, al finalizar el primer año, que su rendimiento habría sido mejor si hubiesen tenido algún tipo de orientación.

Asimismo, se advierten con frecuencia, problemas comunes tales como el proceso de adaptación a la vida y cultura universitaria, a las condiciones del medio físico, a la relación con los profesores y sus pares, y las dificultades experimentadas para la administración del tiempo que haga compatibles las obligaciones de estudio con la vida familiar y social, así como la dificultad de cumplir eficazmente con las exigencias académicas para obtener un rendimiento satisfactorio en todos los cursos.

El/La estudiante que ingresa en un curso terciario generalmente cree que hay una respuesta correcta a los diversos planteamientos, que el conocimiento es un conjunto de reglas, que los docentes son autoridades que conocen las respuestas apropiadas y que la enseñanza está basada en las explicaciones que el docente autorizado presenta en las clases.

En resumen, creen que se trata de un conocimiento “recibido”, muy similar al del nivel de Secundaria. Es muy probable que quienes ingresan por primera vez a este nivel se sientan incómodos cuando tienen que pensar con independencia, sacar sus propias conclusiones, establecer sus propios puntos de vista o cuando las autoridades no se ponen de acuerdo en ciertos puntos.

Es esencial, entonces, lograr un cambio en esta actitud aprendida en las etapas anteriores del sistema educativo y lograr que el/la estudiante responda con evidencias que sustenten su punto de vista, distinga las pruebas de peso de las que no lo son y que entienda que el conocimiento es contextual y situacional, ya que es relativo a los propios valores, puntos de vista y perspectivas. El docente universitario debería verse como un recurso experiente, que enseña procedimientos para razonar y que puede ayudar al estudiante a utilizar métodos analíticos para explorar puntos de vista alternativos y realizar comparaciones.

De esta forma el conocimiento y su evaluación se transformarían en el logro de una opinión educada.

El/La estudiante de nivel Terciario debe tener una serie de habilidades que le ayuden a enfrentar las diferentes demandas académicas, sociales y emocionales del nuevo ambiente educativo.

Si el/la estudiante puede:           

  • analizar las demandas de cada asignatura y planificar su tiempo de estudio de acuerdo a esas demandas,
  • tomar apuntes claros y exactos en una clase,
  • leer activamente para recordar lo que leyó,
  • estudiar por lo menos de 15 a 20 horas semanales,
  • expresarse claramente por escrito,
  • pensar críticamente en un tema y expresar oralmente o por escrito su opinión,

seguramente le irá bien académicamente.

Si el/la estudiante puede:

  • mantener controlada su propia forma de pensar para poder interactuar con alguien que es diferente en raza, sexo, edad, religión, cultura u orientación sexual,
  • ser flexible y respetuoso/a hacia quienes tienen diferentes valores, ideas o estilos de vida,
  • ser consciente de sus propios prejuicios y tratar de reducirlos,

seguramente le irá bien socialmente, en lo que a demandas interpersonales se refiere.

Si el/la estudiante puede:

  • hacer preguntas cuando no sabe o no entiende algo,
  • no ser demasiado dependiente,
  • reconocer cuando tiene un problema,
  • solicitar ayuda cuando la necesite,
  • cometer errores sin perder la confianza en sí mismo/a,

seguramente le irá bien emocionalmente.

 

Para quienes comienzan sus estudios en el nivel Terciario o Universitario se hace necesario repensar sus hábitos y estrategias de estudio para poder salir adelante con éxito y poder enfrentar los diferentes estilos de enseñanza docente.

Al ingresar al nivel Terciario, es necesario, es imprescindible aprender el OFICIO DE ESTUDIANTE TERCIARIO, así como se  aprendió el oficio de alumno/a de Primaria y de Secundaria. Para lograrlo, es fundamental MORIR como estudiante de Secundaria y renacer como adulto, con otros procedimientos, otros objetivos y una manera muy diferente de enfrentar el nuevo nivel educativo. 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Hugo Valanzano Falero

Docente universitario. Licenciado en Biblioteconomía. Docente de Inglés Técnico. Postgrado en docencia universitaria.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame