Terapia con animales

Siguiendo con las terapias, podemos encontrar una fundamental para conseguir el contacto con el entorno y crear comunicación mediante el afecto. Esta es la terapia con animales: aquella en la que los animales forman un vínculo muy importante con los niños autistas, de forma que establecen relaciones mientras nutren su interés por conocer el mundo exterior. Los animales preferidos para este tipo de terapias son los perros y caballos, ya que son los más comunes en nuestro entorno cercano.

En el caso de los caballos (la esquinoterapia), ofrece la ventaja de que se desarrolla al aire libre mientras se tiene contacto con la naturaleza. La sensibilización de este animal, que puede ser consciente de las limitaciones del niño, es por ello que tiene un resultado terapéutico, ya que fomenta el equilibrio y la concentración.

Este tipo de terapia también es utilizado con personas que tienen parálisis cerebral, ya que favorece la movilidad a la vez que se relajan los músculos.

Además el caballo es uno de los animales más inteligentes y debido a esto puede producirse un vínculo entre el afectado y el animal. Dicho vínculo puede desarrollar en la persona autista su capacidad de empatía y adaptación ante ciertas situaciones.

Por otra parte, los perros muestran mucho apego con el ser humano y siempre han colaborado con personas que tienen necesidades especiales. Además de ofrecer su cariño, se establece una relación con el animal.

Según muchos estudios sobre niños autistas se ha demostrado que la relación mantenida con el animal le ha permitido crear señales de afecto, una visualización directa y comprensión sobre los sentimientos del animal. La efectividad de la terapia dependería de la persona en cuestión y su grado de autismo, pero este tipo de terapias deben de ser apoyadas mediante otro tipo de intervención.

Otros animales que adquieren importancia en esta terapia son los delfines, los cuales son muy alegres e inteligentes. Se han realizado diversas delfinoterapias que han mejorado notablemente la concentración y comunicación entre el animal y el niño.

Esta terapia lleva realizándose desde hace varios años en Europa y Estados Unidos y se ha implantado recientemente en España, con el objetivo de profundizar en el trastorno del espectro autista para poder alcanzar una posible mejora en las personas que padecen este trastorno.


autismo

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Alicia Madueño Cermeño

Diplomada en Magisterio, especializada en Lengua Extranjera y Educación Especial. Monitora de Animación Sociocultural.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame