La autoestima y sus características

Es un concepto que todos sabemos utilizar, que todos sabemos a qué se refiere… ¿pero sabemos definir con exactitud qué significa la autoestima?

Dicho de un modo técnico podríamos decir que la autoestima es un conjunto de pensamientos, sentimientos y evaluaciones hacia nosotros mismos, hacia nuestra manera de ser y de comportarnos. Un conjunto de percepciones dirigidas hacia nuestra persona. Es importante porque afecta a nuestra manera de ser y está referida a nuestra valía personal, por lo tanto actuaremos de un modo u otro según ésta.

Para que nos entendamos… la autoestima es la forma en que una persona se ve a ella misma. Considerarnos validos o no, capaces o incapaces, fuertes o débiles... todo ello definirá nuestra autoestima y nos hará comportarnos según estas creencias.

Como ya sabemos hay personas con una alta y baja autoestima y cada una tiene su tipo de características definitorias. A continuación las mencionamos:

Características de una autoestima alta.

  • Gusto por hacer bien las cosas para sentir satisfacción propia.
  • Cada problema se vive como un reto y se tiene confianza para poder superarlo.
  • Cualquier esfuerzo es válido para conseguir nuestro objetivo.
  • Se reconoce objetivamente tanto nuestras habilidades como nuestras limitaciones, sin frustrarnos por ello.
  • Disfruta de cualquier elemento de la vida, mostrando interés en todo.
  • Realista con su cuerpo y con sus hábitos. Sabe lo que tiene que hacer para cambiarlo y mejorarlo.
  • Hace conocer a los demás lo que piensa y lo que siente, sabiendo que puede recibir críticas y aceptándolo.
  • El trato hacia los demás suele ser de respeto y aceptación.

Características de una autoestima baja.

  • Es perfeccionista pero no por querer hacerlo bien, si no por miedo a equivocarse.
  • Actitud de huida y evitación de los problemas.
  • Cualquier crítica hacia él le supondrá una conclusión negativa, angustia, miedo…
  • Cumple mínimamente con lo que se le pide sin más esfuerzos.
  • Pendiente de lo que socialmente esperan de él.
  • Se siente cómodo únicamente con lo que conoce, no explora, no investiga. Piensa que no puede conseguir objetivos nuevos, por eso no plantea retos en su vida.
  • Se plantea relaciones pobres, no profundiza en las personas.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame