Componente orgánico del suelo

La materia orgánica del suelo tiene su origen en los restos de vegetales, animales y microorganismos que se acumulan en el suelo o se incorporan a él, que están sometidos a un proceso constante de transformación, bajo la acción de factores edáficos, climáticos y biológicos.

DSC07562

Restos vegetales acumulados en la superficie del suelo

Sobre los restos acumulados en el suelo actúan microorganismos que los descomponen y transforman en otras materias, según dos procesos distintos:

  • Una parte de los componentes de los residuos orgánicos se descompone con rapidez en formas inorgánicas simples (agua, dióxido de carbono, nitratos, sulfatos, etc). Este proceso se llama mineralización.
  • La fracción que no se mineraliza en esta primera etapa experimenta un proceso de descomposición, degradación y síntesis de nuevos compuestos, que en sentido amplio reciben el nombre de humus. Este proceso se llama humificación. Posteriormente el humus se mineraliza muy lentamente, descomponiéndose en productos inorgánicos simples.

Evolución de la materia orgánnica

Evolución de la materia orgánica

La velocidad con la que se produce la humificación de los residuos orgánicos depende de los siguientes factores:

  • Naturaleza de los residuos. En el material originario pueden existir componentes de difícil degradación: ligninas, taninos, resinas, etc. Cuanto más lignificados estén los residuos que se aportan al suelo, tanto más lenta y difícil será su humificación.
  • Contenido en humedad. La multiplicación microbiana exige la presencia de agua que debe encontrarse en el propio residuo (tallos y hojas tiernas, estiércoles frescos, etc) o en el suelo.
  • Aireación. La humificación es incompleta y muy lenta en condiciones de ausencia de oxígeno.
  • Temperatura. A partir de 5 ºC, la actividad de los microorganismos aumenta y la humificación de los residuos orgánicos es más intensa al elevar la temperatura.
  • Contenido en elementos minerales. La multiplicación microbiana exige la utilización de elementos minerales: nitrógeno, fósforo, azufre, calcio, etc. De todos ellos, el nitrógeno es el que juega un papel más importante en el proceso de humificación de los residuos orgánicos.
  • Condiciones del suelo: pH y salinidad. La reacción del suelo que permite una adecuada evolución de la materia orgánica es la que corresponde a una banda de pH variable entre 6 y 7,2.
  • Actuación humana.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

VÍCTOR MANUEL GARCÍA-MARTÍNEZ

Ingeniero Agrónomo. Licenciado en Ciencias Ambientales. Máster en Gestión Integrada Calidad, Medio Ambiente y PRL.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame