La huella ecológica

"El auténtico conservacionista es alguien que sabe que el mundo no es una herencia de sus padres, sino un préstamo de sus hijos."

J. J. Audubon

 

El concepto de “Huella Ecológica” fue ideado en 1995 por William Rees y Mathis Wackernagel, en la Universidad de British Columbia.

Este concepto es una herramienta para calcular qué cantidad de “planetas Tierra” o bien de hectáreas, harían falta si toda la población tuviera nuestro estilo de vida o el de una población determinada.

En palabras de sus propios autores, la huella ecológica es definida de la siguiente manera:

"El área de territorio ecológicamente productivo (cultivos, pastos, bosques o ecosistema acuático) necesaria para producir los recursos utilizados y para asimilar los residuos producidos por una población definida con un nivel de vida específico indefinidamente, donde sea que se encuentre esta área".

Huellas

 

Lo que realmente se calcula son el conjunto de impactos ambientales que ejercemos en el entorno.

Para hacer este cálculo se tienen en cuenta factores como:

  • Los recursos necesarios para procesar los residuos generados, como por ejemplo la superficie de vegetación necesaria para la absorción del dióxido de carbono.
  • La capacidad de la Tierra para generar nuevos recursos, es decir, su capacidad de regeneración.

Como es lógico, si el índice obtenido es mayor a un planeta, debemos concluir que nuestro estilo de vida no es sostenible.

 

Ahora vamos a ver cómo se realiza el cálculo.

Para hacer el cálculo de la huella ecológica y hallar la superficie necesaria para cubrir nuestro nivel de consumo, se valoran diferentes tipos de terrenos productivos, como son:

  • Terrenos destinados al cultivo.
  • Terrenos dedicados a la ganadería (pastos).
  • Terrenos forestales.
  • Superficie marina productiva desde el punto de vista del consumo humano.
  • Terreno construido.
  • Superficies de vegetación necesarias para la absorción de dióxido de carbono.

Bosque

 

Por otro lado, la huella ecológica tiene en cuenta diversas actividades humanas que generan impactos ambientales como son:

  • Tipo de vivienda en la que residimos y la ubicación de la misma (urbanización, centro de la ciudad, barrio popular...).
  • Modo de transporte, teniendo en cuenta el tipo de vehículo, si lo compartimos o no o el número de kilómetros anuales.
  • Cantidad de bienes de consumo y de energía (electricidad, gas...).
  • Nuestro tipo de alimentación (vegetariana, vegana, omnívora, principalmente basa en carnes...).

Salad

 

Cuando ya se ha calculado el consumo medio de cada uno de los apartados anteriores, se traducen los cálculos hallados en superficie terrestre.

Veamos, por ejemplo, una vez finalizado el cálculo la huella ecológica expresa la cantidad de hectáreas que necesitamos para satisfacer nuestro consumo y continuar con nuestro ritmo de vida.

 

A continuación os dejo un enlace en el cual podéis realizar vuestra propia huella ecológica:

Huella ecológica
 

 

Para comprender el concepto de huella ecológica, os ofrezco el siguiente link de un breve programa de RTVE sobre huella ecológica, explicada por el socioecólogo Manuel Calvo:

Huella ecológica (Programa de radio)

 

 

Para finalizar este tema, os ofrezco el siguiente vídeo para reflexionar sobre nuestros hábitos diarios. Así mismo, es muy recomendable para utilizar a modo didáctico. Espero sea de vuestro interés.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame