Tipos de contaminación antropogénica

Los contaminantes de origen antropogénico son fundamentalmente de tipo físico o químico (y también, aunque en menor medida, de tipo biológico en el caso de ciertos cultivos, laboratorios, reactores con microorganismos…). Por lo que a continuación se van a presentar las diferentes formas que pueden presentar ambos tipos de contaminación:

        A.    CONTAMINACIÓN FÍSICA DEL AIRE.

  • Contaminación acústica: producida por los ruidos y vibraciones que perturban el ambiente y que, cada vez más, son especialmente problemáticos en entornos industriales y grandes urbes, provocando en las personas trastornos fisiológicos y psicológicos. Según la Real Academia es ruido todo aquel “sonido inarticulado, por lo general desagradable” y vibración la “doble oscilación de las moléculas o del cuerpo vibrante”. Tanto la intensidad del ruido como la de las vibraciones se mide generalmente en decibelios (dB).
  • Contaminación lumínica: es aquella que produce el alumbrado nocturno cuando ha sido mal diseñado, teniendo en cuenta las actividades que se prevé realizar en la zona iluminada durante el horario de noche. Esta desviación generalmente provoca ese brillo en el cielo nocturno que presentan las ciudades, y las consecuencias más importantes son la ineficiencia en el empleo de los recursos energéticos, el despilfarro económico, la influencia negativa sobre las especies animales nocturnas, etc.
  • Contaminación radioeléctrica: Tiene su origen en las radiaciones electromagnéticas que afectan a los aparatos eléctricos y electrónicos y a los seres vivos, ya que las corrientes y campos eléctricos endógenos intervienen en los procesos fisiológicos, por lo que pueden perjudicar el normal desarrollo vital de los organismos a ellos expuestos. La incidencia de este tipo de contaminación ha aumentado considerablemente en la actualidad como consecuencia de la proliferación de transformadores, líneas de transporte eléctrico, radares, antenas emisoras de radio, televisión y telefonía, teléfonos móviles e inalámbricos, etc. El aumento exponencial de estos focos de emisión ha añadido nuevos factores de riesgo para la salud de las actuales poblaciones y para las futuras, ya que este tipo de contaminación puede afectar al contenido genético celular.
  • Contaminación odorífera: Realmente es un problema al que contribuyen factores físicos y químicos, unidos a otros de carácter subjetivo. En cualquier caso las molestias ocasionadas por el olor pueden causar efectos tanto físicos como psíquicos en las poblaciones que las padecen. No se ha podido establecer una relación directa entre el olor de las sustancias y su toxicidad, lo que si se ha podido constatar es la aparición de reacciones fisiológicas no toxicológicas en el sistema nervioso central y periférico, causadas por olores.

        B.    CONTAMINACIÓN QUÍMICA DEL AIRE.

La componen aquellos gases, partículas, humos, vapores… que al entrar en contacto con la atmósfera alteran su composición provocando cualquier tipo de daño, perjuicio o molestia en las poblaciones y su entorno natural.

Los contaminantes que se liberan directamente a la atmósfera reciben el nombre de primarios, si luego (una vez libres) sufren alteraciones químicas que cambian su naturaleza, se llaman secundarios. Véanse a continuación ejemplos de ambos tipos:

  • Contaminantes primarios:
    • SOx: Se producen generalmente durante la combustión, en procesos industriales, de materiales que contienen elementos como el SO2, el H2S o el H2SO4.
    • NOx: Se generan mayoritariamente durante procesos industriales, como subproductos de la quema de biomasa y combustibles fósiles. Los más comunes son el NO y el NO2.
    • COx: Los más relevantes son el CO (muy  tóxico, pudiendo causar la muerte si se respira a niveles elevados) y el CO2 (el gas de efecto invernadero por excelencia). Son gases que se producen principalmente en procesos industriales, energéticos y como consecuencia del actual sistema de transporte (basado en el vehiculo privado que consume diesel o gasolina).
    • Partículas en suspensión: se trata de sustancias sólidas o líquidas (con la excepción del agua) que se encuentran suspendidas en la atmósfera. Tienen su origen en la quema de materias primas y residuos.
    • Hidrocarburos: El más abundante e importante es el CH4, y proceden de la refinación y transporte del petróleo, la quema de combustibles fósiles, la ganadería intensiva…
  • Contaminantes secundarios:
    • O3: Generado en la troposfera (capa de la atmósfera que habitamos) por un fenómeno conocido smog fotoquímico, que se verá más adelante, y que genera numerosos problemas para la salud pública y el medio ambiente.
    • Nitratos y sulfatos: Cuando el NO2 y el SO2 se liberan a la atmósfera, pueden reaccionar con el vapor de agua produciendo H2SO4 y HNO3, que precipitan en forma de lluvia ácida (más adelante se tratará este fenómeno).
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame