Contaminación antropogénica

Los principales focos de emisión de origen humano son las centrales de producción de energía térmica y eléctrica a partir de combustibles fósiles, los procesos industriales y los medios de transporte (especialmente el vehículo privado). Desde mediados del pasado siglo XX, los automóviles han invadido de forma masiva las grandes ciudades,incrementando paralelamente los problemas derivados de la contaminación atmosférica producida como consecuencia de los gases emitidos por sus tubos de escape, principalmente CO, NOx, hidrocarburos y compuestos de plomo.

 

L-5-1

 

Pero no todos los vehículos emiten los mismos contaminantes y ni en las mismas proporciones, dependerán del tipo de motor que tengan. Los vehículos que utilizan gasolina como combustible emiten fundamentalmente CO, NOx, hidrocarburos y compuestos de plomo. Estos últimos aparecen debido a que el tetraetilo de plomo, (CH3CH2)4Pb, se añade a la gasolina como aditivo antidetonante (no habiendo forma más económica para aumentar el octanaje). A partir de la Directiva 98/70/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a la calidad de la gasolina y del gasóleo de automoción; la gasolina con plomo empezó a desaparecer de las gasolineras en la Unión Europea, estando hoy prohibida en los Estados que la componen y en otros países.

Por su parte, los vehículos con motores de tipo diésel emiten, además de hidrocarburos, NOx y SO2 (debido al azufre que contiene el carburante), partículas sólidas en forma de hollín que producen humos negros.

Aunque no al mismo nivel, las instalaciones de calefacción domiciliarias son una de las fuentes más relevantes de contaminación atmosférica en las aglomeraciones urbanas. Este tipo de focos puede llegar a suponer un 20 ó 30% de las emisiones totales a la atmósfera en las grandes ciudades. La naturaleza de los contaminantes producidos dependerá en este caso del tipo de combustible que se esté utilizando.

Si hablamos del carbón, los contaminantes producidos serán fundamentalmente los NOx, el SO2, las cenizas volantes, los hollines y algunos metales pesados. Pero cuando el combustible empleado es de tipo líquido (gasóleo o gasoil), los principales contaminantes emitidos son los NOx, el SO2, el SO3, los hidrocarburos volátiles no quemados y las partículas carbonosas. Por el contrario, el gas natural y la biomasa son los combustibles más limpios que existen actualmente para calefacción, siendo sus producciones de contaminantes prácticamente despreciables respecto a las de los referidos anteriormente.

La producción energética a partir de combustibles fósiles sigue siendo hoy predominante respecto a la generada a partir de fuentes renovables de energía. La quema de estos materiales y productos agotables para la generación de calor y electricidad es una fuente muy importante de contaminación atmosférica tanto por la cantidad como por la variada naturaleza de los contaminantes emitidos.

Los combustibles utilizados en las centrales térmicas para la producción de electricidad, son principalmente el carbón y el fuel-oil.En ambos casos la emisión de contaminantes va a depender en gran parte de la calidad del combustible, en especial de las proporciones de azufre y cenizas contenidas en los mismos y del tipo de proceso de combustión empleado.

Durante la combustión se libera a la atmósfera azufre (contenido en el combustible en forma de SO2) junto con otros contaminantes como NOx, CO2, metales pesados y una gran variedad de sustancias.

Por su parte, la polución de origen industrial se caracteriza por la gran variedad de contaminantes que pueden llegar a producirse en las distintas fases de los procesos industriales, y además por la combinación de focos de emisión puntuales, fácilmente controlables, con emisiones difusas más difíciles de vigilar.

Por último y al igual que en los casos anteriores, la naturaleza de los contaminantes generados en los diferentes procesos industriales dependerá principalmente de lo que se produzca, de los mecanismos de producción, de la tecnología empleada y de las materias primas utilizadas.

Son muy variadas las actividades industriales productoras de contaminantes atmosféricos, pero los principales focos de contaminación están en los procesos productivos empleados en las industrias básicas. Así, entre los sectores que dan lugar a una mayor producción de contaminantes atmosféricos están:

  • La industria siderúrgica: Genera todo tipo de contaminantes y en cantidades considerables, siendo los principales los NOx, los SOx, el CO, las partículas, los fluoruros y los óxidos de hierro o “humos rojos” (FeOx).
  • Las refinerías de petróleo: Que producen principalmente NOx, SOx, CO, amoniaco (NH3), hidrocarburos, humos y partículas.
  • La industria química: Dependiendo del tipo de proceso empleado, se pueden generar SO2, nieblas de ácidos sulfúrico (H2SO4), nítrico (HNO3) y fosfórico (H3PO4), además de olores desagradables. 
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame