Clasificación de una serie temporal (II)

Movimientos estacionales

En segundo lugar, existen determinadas variables cuya conducta no es errática, sino que fluctúan u oscilan en forma regular o casi idéntica, conforme a una determinada época del año, por lo cual se les conoce como patrón estacional como se ilustra en la gráfica 1.3

 

A este tipo de conductas corresponden determinados bienes de consumo, como abrigos, impermeables, ventiladores, etc., o productos agrícolas, como uvas, mango, pescado, etc., cuya demanda es de naturaleza estacional, o sea, varía de un periodo estacional (primavera, verano, otoño e invierno) a otro.

 

Ejemplo 3. Para ilustrar tal conducta examinemos el consumo o demanda nacional de productos del mar en Holanda durante el periodo Enero de2008 a Marzo de 2009, como se presenta en el cuadro 1.3.

 

 

 

Si graficamos la demanda contra el tiempo obtendremos la representación que se observa en la gráfica 1.3. Tal diagrama muestra claramente una conducta de tipo estacional, dado que este producto presenta una cresta alrededor de la temporada de Semana Santa, para luego decrecer gradualmente a finales del año, y comenzar de nuevo a crecer lentamente, a fin de formar otro ciclo para el año siguiente.

 

Serie de tipo estacional.

Gráfica 1.3. Serie de tipo estacional.

 

Movimientos cíclicos

En tercer lugar, existen determinadas variables cuyo comportamiento no se asocia a una determinada época del año, sino a las fluctuaciones de la actividad macroeconómica, esto es, al movimiento de los ciclos económicos de un país, como crecimiento y auge, recesión y depresión, y cuyo horizonte temporal trasciende la longitud de un movimiento horizontal y estacional, para abarcar normalmente varios años consecutivos como podemos observar en la gráfica 1.4.

 

Movimientos cíclicos

 

A este tipo de conductas corresponde el consumo de determinados bienes de consumo intermedio como los energéticos, y por lo regular, a todos aquellos bienes y servicios asociados a fluctuaciones cíclicas de la actividad económica nacional o internacional a través de muchos meses o años.

 

Por ejemplo, para los economistas, existe una tendencia de la economía de una nación a tener un comportamiento cíclico, es decir, que la economía crece, llega a un punto álgido, se detiene, comienza el declive hasta llegar a un punto mínimo, y para luego comenzar con otra vez con el ciclo. Este comportamiento económico ocurre cada cierto lapso de años, dependiendo de cada país y de sus condiciones propias.

 

Ejemplo 4. Para describir este tipo de comportamiento estudiemos la producción nacional de café en El Salvador durante el periodo 1998-2008, como se presenta en el cuadro 1.4.

producción nacional

 

 

Graficando los valores de la producción de café contra el tiempo, obtendremos una figura como la que se presenta en la gráfica 1.5

 

procuccion

 

 

Esta ilustración denota claramente una conducta cíclica en el comportamiento de esta variable, como se deduce por los diferentes picos a lo largo de la trayectoria en la curva a ciertos intervalos de tiempo, que podemos asociar más que a la demanda de este producto, a los ciclos de cosecha del mismo. Pero aquí conviene advertir que pueden coexistir dos tipos de patrones: uno cíclico y uno estacional. Sin embargo, esta situación la podríamos apreciar mejor si dispusiéramos de información mas fina del fenómeno, por ejemplo de tipo mensual, para los mismos años de estudio.

 

Ejemplo 5. Para ilustrar este comportamiento estudiemos la inversión extranjera directa en Argentina en el periodo 1939-1964, como se reporta en el cuadro 1.5.

 

CUADRO 1.5. Inversión extranjera directa en Argentina(1939-1964).

Inversión extranjera directa en Argentina

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame